El caso Jesé

1 05 2012

En este momento histórico del fútbol, el FC Barcelona está mostrando que cuidando la cantera, invirtiendo en ella, teniendo un modelo de fútbol y llevándolo adelante en todas las divisiones y categorías, se puede llegar a la excelencia y a nutrir a un club grande con estrellas con ADN del equipo. A largo plazo esto le ahorra al club muchos millones de euros en fichajes estratosféricos.

El Real Madrid siempre se ha preciado de tener una muy buena cantera. Por poner algunos nombres sobre la mesa, en los últimos años podríamos nombrar a Raúl, Guti, Casillas, Eto’o, Cañizares, Arbeloa, Soldado, Diego López, Filipe Luis, Mista, Jurado, De la Red, Granero, Negredo, Juan Mata, Callejón, Borja Valero, Morata, etc. 

Y aquí nos damos cuenta de que una cosa es tener buena cantera, y otra muy distinta saber cuidarla. El Real Madrid  desgraciadamente ha demostrado no saber cuidar su cantera en muchas ocasiones, particularmente bajo la administración del actual Presidente, don Florentino Pérez. En su primera etapa presidencial, Pérez difundió el eslogan “Zidanes y Pavones”, para referirse a una política de formación de la plantilla blanca en la cual el fichaje de grandes estrellas de relumbrón se compaginaba con subir jugadores del B al primer equipo. Se pretendía así prescindir de la “clase media”, buenos jugadores provenientes de otros clubes pero sin tirón mediático. Todos sabemos cómo acabó esa película. Al final tuvieron que claudicar y empezar a fichar a los Samueles (!), Woodgates (!!), y Gravesens (!!!).

Si nos fijamos en el Barça de hoy, las grandes estrellas del club son precisamente los canteranos, y los extranjeros forman esa clase media que sirve para completar una plantilla equilibrada. Es un modelo distinto y revolucionario.Pero volvamos al Real Madrid y su cantera.

No está bien cuidada, decíamos, cuando los jugadores más prometedores siguen saliendo del club para nutrir a otros equipos, cuando son malvendidos o en el mejor de los casos, cuando años después hay que recomprarlos por más dinero del que se sacó en un principio. No tiene sentido mandar al ostracismo a tanto joven jugador criado en el club de Chamartín.

En estos dos años de antagonismo Mourinho-Guardiola, hemos visto cómo el de Santpedor mimaba la cantera, daba oportunidades a jugadores del B en varios momentos de la temporada; el técnico portugués por contra, ha confiado poco o nada en el B. Al final de la temporada pasada, anunció que tenía completa su nómina de delanteros para la 2011/12 con Higuaín, Benzemá y Morata. Sí, amigos, Álvaro Morata, el máximo goleador de la Eurocopa Sub-19 de Rumanía, campeón con la Rojita, compaginaría el Castilla con el primer equipo, y entraría en liza por esa plaza de delantero en el equipo merengue. ¿Cuántos partidos ha jugado esta temporada en el Madrid? Dos. ¡Dos! Uno en liga (9 minutos ante el Espanyol) y otro en copa. El lateral Carvajal, que sobresale en el Castilla, es otro jugador que no está contando para The Special One. Y aún no siendo canterano, Canales también sintió en sus propias carnes el desdén de Mou por dar oportunidades a los jóvenes. 

Muy mal está tratando Mourinho a los canteranos del Real Madrid. Eso sí, cuando el año pasado se fichó para el Castilla a un jugador portugués llamado Pedro Mendes, proveniente del Servette suizo, faltó tiempo para que debutara en el primer equipo, y nada menos que ante el Ajax en Champions. Qué curiosa casualidad que el agente de este jugador sea el mismo que el de Mou: Jorge Mendes. Jesé vio todo ese partido desde el banquillo con 3-0 a favor.Y en mitad de este clima, llegamos a este tramo final de temporada donde se comentan las entradas y salidas para la temporada próxima.

Y hete aquí que vemos publicado que a Jesé Rodriguez, una de las perlas de la cantera madridista, un jugador que con solo 19 años ya ha demostrado una gran calidad (hasta se le compara con CR7 por su desborde y regate), lejos de darle un puesto en el primer equipo para la próxima temporada, se le quiere utilizar como moneda de cambio para fichar a un tal Witsel del Benfica. Por supuesto, la operación incluiría la típica incómoda opción de recompra para el Madrid. Incómoda porque siempre se ha de pagar más de lo que se ingresó en primer lugar por el traspaso del canterano. ¡Qué bien pensado! ¿no? Claro, como el Madrid no tiene deuda… en fin, que el dinero no parece ser problema en el Madrid de Tito Floren. Aparentemente el problema son los buenos canteranos que podrían robarles minutos a las estrellas mundiales que (ganen títulos o no) causan sensación en las giras asiáticas y venden muchas camisetas. O eso se decía.

Anuncios




Dos señores normales

30 04 2012

Llevarán a partir del mes de junio una vida algo más normal, no digo semejante a la del resto de los mortales, pero mucho más alejada que hasta ahora de la montaña rusa que supone combatir en la primera línea de fuego. Llevar sobre la cerviz el peso de las dos equipos por antonomasia del universo fútbol. ¿Sería exagerado afirmar que Pep Guardiola y Raúl González han sido alma y escudo de sus respectivos equipos en los últimos veinte años? Seguramente Karanka nos diría que Real Madrid y FC Barcelona ya existían y eran grandes antes de su llegada. No es mentira. Como tampoco lo es que si ambos equipos han llegado a su condición de equipos eternos es precisamente por tipos como el catalán y el madrileño. Hubo un Guardiola porque antes hubo un Cruyff, del mismo modo que hubo un Raúl porque antes hubo un Butragueño. Por más grande que nos parezca ahora el legado de uno u otro, su efecto multiplicador en las nuevas generaciones será todavía mayor.

Se va Guardiola “vacío y con la necesidad de volverse a llenar” en una maniobra similar a la de hace ahora once años, cuando el desnortado Barça post-Figo lo elevó hasta la categoría de pope in pectore y le suplicó hasta la extenuación que se pensara su decisión. Entonces Pep tenía necesidades de progresar, ver otras cosas, volver a llenarse de fútbol… son argumentos que suenan muy cercanos. Entre líneas, también podría leerse cierta necesidad de “liberarse” de esa presión, de ese “peso del escudo”, ser la referencia constante de una afición universal. Contrasta la imagen del último Guardiola jugador, cansado capitán de un equipo decadente, con la del chico feliz  que había rejuvenecido varios años al lado de Baggio en el Brescia y que devoraba con intensidad las lecciones tácticas de Carlo Mazzone. Puede que ahora haya una nueva necesidad, primero de descansar, pero también de seguir aprendiendo, renunciar a todo para, como sucede en la película de Tim Burton, ser un pez aún más grande que antes.

Si le preguntamos a Pep por el mejor jugador español de siempre, la respuesta ya la conocemos: Raúl González. Un reconocimiento mutuo: si algo ha demostrado el madrileño a lo largo de su carrera es buen gusto a la hora de escoger rivales admirados: Pep, Ryan Giggs o Paul Scholes, Mehmet Scholl… El siete se marcha del Veltins Arena con lágrimas en los ojos, con todos los honores de una despedida digna de un jugador al que incluso plantean retirarle el dorsal, una lección para su club de toda la vida, aunque también algo implanteable en fútbol: no se puede retirar el siete de Raúl, cuando antes hubo un siete de Amancio, otro de Juanito, otro de Butragueño. Como dice Roberto Palomar esto es algo más propio de baloncesto que de fútbol. En fútbol las camisetas no se retiran, las camisetas se heredan (sic).

Con el tiempo algunos hemos aprendido a ver en Raúl a un gran jugador, valorando en él otras virtudes. Durante su etapa madridista el siete fue para muchos entre los que me cuento víctima de las constantes campañas de la prensa de Madrid para otorgarle el mismo reconocimiento que Guardiola le profesa. Evidentemente es una cuestión de gustos, pero otorgarle a Raúl un rango superior al de Luis Suárez  o Xavi por poner dos ejemplos españoles, o al de Figo o Zidane entre sus coetáneos a muchos puede chirriarle. Que Owen hiciera más méritos que él en 2001 ya es más discutible, como lo es que más que ellos dos pudo hacer por ejemplo un Oliver Kahn estrella y artífice junto con Effenberg del Bayern Munich campeón de Europa entonces.

A Raúl lo define un partido, quizá uno de los más celebrados por la parroquia merengue en la era moderna: la vuelta de cuartos en la Champions del 2000 en Old Trafford.En el Teatro de los Sueños exhibió Raúl varias de las cualidades de su repertorio: oportunismo, inteligencia, y sobre todo, una feroz competitividad. Tan cierto es que en la mayoría de sus goles se limitaba a empujarla como que la carrera de Raúl fue (ha sido) un ejemplo de superación de retos, de saber cohabitar con jugadores con mucha más calidad que él, de imponer la determinación por encima del talento. Es por estas virtudes que decimos que Raúl ha sido también escudo de su equipo. Que te vaya bien dondequiera que vayas.





El Prestigio

28 04 2012

Así tranquilamente desapareció…

“Todo gran truco de magia consta de tres actos. El primer acto: La presentación. El mago muestra algo normal pero probablemente no lo es. El segundo acto: La actuación. El mago transforma lo que aparentemente era normal en algo extraordinario. Y el último acto, el prestigio. Cuando lo imposible se convierte en posible y tus ojos ven algo que no habían visto jamás”… La importancia del cómo y no del qué.

Lo acontecido en los últimos días en el Camp Nou (la Universidad del fútbol) da muestras de que algo ha cambiado en la mentalidad del aficionado del FC Barcelona (cual revolución rusa de 1917) como bien ha dicho Sandro Rosell en la rueda de prensa de hoy y nosotros pedíamos a gritos (https://contodaslasaficiones.wordpress.com/2012/02/24/envidia-de-un-futbol-adulto/): “el aficionado del Barça ha madurado”. Se ha pasado del victimismo y la urgencia, a la seguridad y el orgullo, de presidentes y directivas capaces de dilapidar proyectos y maltratar a las estrellas (Maradona, Laudrup, Ronaldo, Van Gaal…) a tener paciencia y confiar en el modelo, un modelo que no es de ahora, viene de los años 70 cuando desembarcó en el Camp Nou Laureano Ruiz y esa “estúpida” obsesión por los rondos y el juego de posesión (Recomiendo fervientemente la lectura del libro “Senda de Campeones” de Martí Perarnau, para entender realmente todo lo que está pasando, pasará y comprender la importancia de la elección de Tito Vilanova como cabeza visible de este universo formado por nombres como Laureano Ruíz, Oriol Tort, Agustí Montal, Joan Martínez Vilaseca, Josep Lluis Nuñez, Carles Rexach, Joan Gaspart, Albert Benaiges, Johan Cruyff, Louis Van Gaal, Joan Laporta, Frank Rijkaard, Alexanco, Carles Folguera, Guillermo Amor, Sandro Rosell y Pep Guardiola).

Lo que ha conseguido Pep es la reafirmación y reconocimiento mundial del trabajo bien hecho desde hace 40 años, no es flor de un día, es fruto de la dedicación de todo el organigrama del fútbol base para que un niño que entra en las categorías inferiores al llegar al primer equipo después de unos 2500 entrenamientos pueda hablar el mismo idioma que habla el resto.

Se ha conseguido que los culés pongamos la tele para ver al Barça disfrutar con tus manies y tu zumo de cola con burbujas y ni preocuparte de lo que han hecho los demás. Eso es lo importante.

Dejemos de hablar de fútbol y hablemos de Pep:

Bueno, que decir… Antes de lo sucedido hoy, ya pensaba que Pep era una persona enorme, con un gran corazón, un sentido del deber y la responsabilidad muy grande y que se mueve con un código muy estricto de confianza; después de lo de hoy me reafirmo e incluso me veo colapsado por ese efluvio de bondad, humanidad y camaradería (“Are we humans or are we dancers?”).

Guardiola ha conseguido que nadie al que sabe que él representa pueda sentirse avergonzado nunca por un comportamiento suyo, ser un ejemplo social y al margen de convertirse en un icono (cosa que creo que no le agrada) a dado una sobredimensión a las palabras amistad y confianza. Pep las ha tenido tanto con sus chicos, como con su Staff, en especial para  Tito, su amigo, su catalizador futbolístico y moral. No he podido contener las lágrimas cuando Sandro Rosell ha anunciado a Tito Vilanova como sucesor del Noi de Santpedor al frente de la nave blaugrana.

Me he emocionado por Tito, por Pep, por el Barça, por una historia de dos amigos que desde pequeñines soñaban con llegar a jugar al menos un partido con el primer equipo y cómo con esfuerzo, sacrificio y teniendo los pies en el suelo han llegado hasta donde han llegado, una amistad más allá de la fama, del dinero, del éxito. Para mí eso es Pep, eso es el Barça de hoy, ese es su verdadero legado, un auténtico memorandum de cómo se deben hacer las cosas en todos los sentidos, tanto en la vida como en el deporte.

Yo soy maestro y a lo mejor no sé nada de fútbol, pero lo que siempre hago cuando empieza el curso es decir a los padres: “A sumar si no se aprende este año se aprenderá el año que viene, lo verdaderamente importante es formar buenas personas, porque las buenas personas tienen abiertas las puertas de todas partes” y Pep ¿Es esta tu cámara?: Tú tienes abiertas las puertas de nuestro corazón.

Cómo veis no hemos hablado de títulos, no hemos hablado de victorias, hemos hablado de una historia de amistad, bondad y lealtad. Y ahora Pep… sal y diviertete.

Sé feliz.

Saldrá bien.





Ese escisión del rugby llamada foot-ball…

26 04 2012

… debe ser sin duda uno de los divertimentos más crueles y al mismo tiempo más apasionantes que haya ideado el hombre. Muy ociosa debía ser la vida de aquellos súbditos de la sociedad victoriana de mediados del siglo XIX cuando se planteaban si merecía la pena seguir llamando rugby a aquella escisión que impedía al jugador tocar el cuero con las manos. Esa es otra historia. La de hoy trata acerca del present continuous del equipo que más ha hecho por embellecerlo en los últimos años y del que aspira a sucederle. Las de esta semana han sido unas noches muy duras para culés y merengues, en cierto modo una pequeña cura de humildad ante tanto mejor equipo de la historia, dignas de los guiones de las mejores tragedias, no muy distinta a la de hace un par de años en el mismo escenario la primera, solo que el villano de entonces fue José Mourinho, suerte que el martes desempeñó con igual fortuna un futbolista ENORME llamado Didier Drogba. Postes, largueros, penaltis fallados por el actor protagonista… en definitiva todos los ingredientes que hacen del fútbol un misterio, algo no infalible ni sujeto a las leyes de probabilidad ni necesidad. El malo de la película fue anoche la eterna bestia negra del madridismo, los bávaros del Bayern Munchen.

Los cimientos del modelo suelen sacudirse tras derrotas como las del martes: desde “dentro” se urge a una revisión del mismo, desde fuera no son pocas las voces que hablan de principio, consolidación o como se quiera llamar, de fin de ciclo. ¿Evolución o ruptura ahora? That’s the question. Analicemos fortalezas y debilidades. Entre las primeras sobresale contar con el mejor jugador del mundo, en una edad con incluso margen de mejora (25 años en junio); también contar con una buena parte de la columna vertebral de la selección española o con uno de los viveros más productivos de Europa. Como puntos a mejorar, la escasez de registros fuera del metódico recurso del dominio de la posesión, la cortedad endémica de la plantilla, la edad de dos de sus pilares en defensa (Puyol, 34) y en la línea de volantes (Xavi, 32) o la excesiva dependencia de Messi.

¿Cuál debe ser la línea a seguir? Objetivamente, el modelo. Un modelo que en momentos puntuales pueda haberse visto colapsado, pero al que siempre se ha vuelto triunfalmente. Para la pervivencia del mismo se antoja sin embargo imprescindible SABER YA si Pep Guardiola seguirá comandando el mismo. Como aún tenemos el humo en la pistola, tiempo habrá (a los redactores de contodaslasaficiones nos encantan este tipo de simulaciones) de analizar línea por línea el futuro del equipo. Pero a grandes líneas, munianes o vanpersies aparte, los grandes fichajes del año que viene YA los ha hecho el Barça: Villa o Afellay (inéditos en 2012), Pedro (ese gran futbolista volverá seguro) o la integración definitiva de Alexis o Cesc. Por lo demás, habrá que estar atentos a las evoluciones de canteranos que ya han enseñado los dientes como Cuenca, Tello o Sergi Roberto. Este verano, y si finalmente Pep se va,  la dirección deportiva del Barcelona tiene ante sí el reto de mostrar si el modelo es algo ESTRUCTURAL o simplemente circunscrito a la mesiánica figura de Guardiola. Como digo, en próximas entregas, iremos línea por línea, hombre por hombre.

En lo que respecta al Madrid, y según se ha leído/escuchado/comentado dos son los grandes males (Kaká aparte) que se le han achacado: la cobardía en la segunda parte y una cierta bisoñez del equipo. La primera, intrínsecamente unida al carácter de su entrenador, tan competitivo como timorato en ciertos momentos clave de su carrera (Oporto-Depor / Barça-Chelsea, Inter, Madrid)… va en el pack. Sí que parece más discutible el segundo argumento. Por una parte, porque no me parece razonable calificar como inexpertos a jugadores campeones del Mundo como Casillas, Ramos (efectivamente, solo fallan penaltis los que tienen los huevos de tirarlos), Xabi Alonso; balones de oro como Cristiano o Kaká o campeones del Mundo en otras categorías como Özil o Benzema. Evidentemente la media de edad de un equipo como el Madrid es tremendamente inferior a la de otros como el Chelsea, pero también es verdad que, aunque el Chelsea ganara esta Champions, este Madrid parece un equipo con MUCHISIMO MAS RECORRIDO que el londinense. Reza para el Madrid, por tanto, la misma conclusión que para su eterno rival. Durante años el Madrid ha andado perdido buscando un modelo. Mou, nos parezca más o menos educada su puesta en escena, se lo ha dado, y parece que su propuesta HA CONECTADO CON EL SOCIO, por tanto, ¿qué problema hay?

Cualquier modelo, por triunfante que sea, puede estar sujeto a discusión. Nadie es infalible. Tomemos el resultado de estas semis como un aviso para el futuro. Cuando Guardiola loa las virtudes del rival de turno no solo está meando colonia y quedando bien ante la prensa. Es que TE TIRAN A LA CALLE. Tomemoslo como un aviso para la Eurocopa y los JJOO.

Volveremos a incidir en la planificación deportiva que espera a ambos clubs.





Envidia de un fútbol adulto

24 02 2012

En los últimos tiempos se ha escrito, hablado e inventado mucho, muchísimo sobre la continuidad de Pep Guardiola en la dirección técnica del FC Barcelona.

Nosotros empezamos a estar tan cansados o más que Pep de estos continuos cometarios sobre su marcha que lo único que hacen es avivar la llama de las funestas tertulias de charanga, pandereta y barra de bar de este mal educado pais. El que se le de tanto bombo a este tema es un síntoma más del infantilismo que vertebra la dinámica socio-futbolística Madrid-Barça en nuestro país.

Entendemos el desgaste supino al que está sometido cualquier entrenador que dirija a cualquiera de estos dos transatlánticos mundiales, la obligación utópica de ganar siempre, no es más que un lastre con el que han de remar cada una de las temporadas en las que teniendo el viento a favor o en contra, va consumiendo la energía y la ilusión por la verdadera razón de todo esto, que no es otra que divertir. Barcelona y madrid: dos auténticas máquinas de picar carne. Y somos conscientes de que buena parte de la culpa de esto la tiene la prensa partidaria, un fenómeno que no se produce en otros países civilizados de nuestro entorno.

Viendo trayectorias como las de Ferguson, Wenger, Benítez en su día. Nos parece inaudita la presión a la que se somenten aquí a los clubes (incluyo al Valencia y al At. de Madrid).

Pep Guardiola representa en la liga española el triunfo del modelo que persigue el buen juego, el espectáculo, la diversión, muy por encima (para la gente que tiene cabeza) del ganar o  el no ganar y en eso es en lo que se debería resumir el fútbol. Mucha gente al Barcelona o al Madrid le exigen ganarlo todo siempre y cada derrota es un fracaso, un cambio de ciclo, etc…

Basta ya de eso, basta ya de un Barcelona y un Madrid enfermizos. Pep Guardiola nos ha demostrado que se puede estar muy por encima de eso, con educación y civismo, el fútbol no es diferente a la vida, y como decía aquel lema: “El fútbol te devuelve lo que le das”.  Démosle a Pep el lugar que se merece en el fútbol; dejémosle descansar tranquilo y decidir tranquilo, y eso solo se consigue dejándole trabajar sin presión para la eternidad, esa presión que mata a los entrenadores en España. ¿Por qué ha de quemar tanto ser técnico de un equipo de fútbol? Al fin y al cabo es una profesión como otra cualquiera, y si eres bueno, y te salen bien las cosas en un trabajo, ¿por qué has de cambiar?

Es posible otro fútbol, como bien vemos plasmado en la Premier League. Un fútbol en el que se respete la figura del técnico, no sea tomado como cabeza de turco a la primera ocasión en que las cosas no salen. De esta manera se consigue una continuidad muy beneficiosa y sana para el fútbol. Cuando el Manchester United hace una temporada decepcionante, los dirigentes del club no cuestionan al técnico, ni buscan un cambio cosmético en el banquillo con el que desviar las culpas. Los aficionados, aunque dolidos, tampoco lo hacen. Utilizan su sentido común para entender que no siempre se puede ganar, y que la culpa no es solamente del míster. Eso es lo que falta aquí. Sentido común y sensatez en la gente, esa gente que se va a la cama sin cenar cuando su equipo no tiene un resultado satisfactorio, o peor aún, cuando su rival obtiene un resultado positivo.

No sabemos si lo que habría que cambiar es el fútbol español, o España entera. Lo que está claro es que Pep Guardiola se merece un fútbol mejor. Ojalá no tenga que buscarlo en otro sitio.





Hay liga… y Champions

22 10 2010

El Barça ha bajado su nivel de juego respecto al año pasado.  Solo así se entiende que la situación de la liga sea actualmente la que es. No entraré a opinar sobre las causas de ese bajón en el equipo culé, porque eso sería tema para otro artículo. Con todo y con eso, se trata del equipo con mejor plantilla y mejores jugadores de esta liga, y sería un total fracaso de Pep Guardiola que no consiguieran al menos un título este año.

Lo que quiero es destacar el mérito del equipo que va líder de la liga actualmente, que va en línea ascendente y que ha sabido estar ahí arriba y aprovechar el momento bajo de los azulgrana. Este año el Madrid empieza un proyecto nuevo desde cero, pero con la tradicional impaciencia que impera en estos lares, ya se pedían la excelencia, la brillantez y las goleadas en cada partido nada más comenzado el campeonato, sin darse cuenta de que se trata de un equipo que aún está en construcción. Pero el trabajo del inteligente Mourinho ya empieza a mostrar frutos. Ahora, al igual que ocurre en el Barça desde hace tiempo, todos los niveles del ámbito futbolístico del Madrid están regidos por las ideas de un hombre con la responsabilidad y la sabiduría suficientes para hacerse cargo de la tarea. Y ya hemos visto que cuando las cosas se hacen con sentido y las ideas están bien coordinadas, los resultados acaban llegando.

Además de todo esto, el Madrid cuenta con una plantilla de gran calidad, lo que le permite desarrollar un buen juego. Aparte de la extraordinaria solidez defensiva y la presión colectiva (un señor equipo, como diría Pep), este Madrid está dejando momentos de gran trato del balón, y juego ofensivo que se manifiesta en un numero elevado de jugadas de gol en el área contraria. Unas veces la pelotita entra y otras no, pero el equipo siempre consigue llegar con peligro y abundancia. Atrás quedan esos años en que el Madrid solo era pegada arriba. Con el mariscal de campo Xavi Alonso y el calidoso fantasista Ozil haciendo la conexión del juego de tiqui-taca en el centro del campo blanco, el resto de jugadores se contagian de esas virtudes del toque rápido y los desmarques continuos. Lo cual es aprovechado por Higuaín y Ronaldo, quizás la dupla de delanteros más peligrosa del futbo actual. La apertura por bandas la dan dos grandes extremos, de esos que a parte de tener gol saben llegar a línea de fondo y ponerla: Pedro León y Di María.

También me está gustando mucho el joven internacional alemán Khedira, el escudero de Alonso en la medular, rápido y seguro.

Y a la fiesta se suman los extremos; Ramos está demostrando que cuando está centrado es un magnifico lateral derecho, y Marcelo está sorprendiendo a propios y extraños con un arranque de temporada espectacular, pese a que ya hizo muy buena campaña la temporada anterior. A su gran habilidad atacante y su aportación en la creación de jugadas en el medio campo al incorporarse, a añadido solidez defensiva.

En fin, menos mal que el proyecto Mou va viento en popa. Así tendremos una liga entretenida, en lugar de un paseo militar del F.C. Barcelona.





Hay golpes en la vida, tan fuertes…

15 04 2010

¡Yo no sé! Este verso de César Vallejo se me vino a la mente a la hora de buscar un título a este artículo, que es un malento, un quejido que se escapa entre los labios… Llevo varios días rumiando si escribir sobre mis sensaciones tras el Clásico o no. Porque si normalmente adopto un punto de vista lo más objetivo posible para escribir en este blog, en este caso me es imposible. Solo desde mi madridismo puedo hablar de lo que siento y pienso sobre este tema.

Yo tenía la esperanza de que el madrid podía hacer un mejor papel ante el Barça; incluso que podía ganar. Me equivocaba. El Barcelona es un equipo mucho más superior al Madrid de lo que yo pensaba, por la simple razón de que es un equipo muy superior a cualquier otro equipo del mundo. Hay que felicitarles porque llevan años haciendo las cosas muy bien, y ahora están recogiendo los frutos.

Han cuidado la cantera con mimo. Han seguido una idea directriz de juego, de fúbol, una filosofía, para todas las categorías del club. Y esa filosofía es admirable: fútbol control, ofensivo, de toque, y al mismo tiempo, juego colectivo, compromiso en la presión, etc. Los blaugrana cuentan con una generación de jugadores jóvenes y talentosos que de seguro darán muchas alegrías a la parroquia culé; son los Messi, Pedro, etc. Se avecinan años muy duros para el madridismo. No es fácil competir con la excelencia, más aún cuando la tienes en tu propio vecindario (liga) y las comparaciones son constantes.

¿Qué debe hacer el Madrid? Desde mi punto de vista, el único camino para devolver al equipo donde los madridistas queremos que esté es apelando a la esencia misma del club: “cuando pierde da la mano, sin envidias ni recores, como bueno y fiel hermano”. Así dice el himno blanco: hay que trabajar desde el fair play y la HUMILDAD. Esa pataleta facilona de apelar a teorías conspirativas (el famoso Villarato) es una excusa barata y sonrojante para un club que quiere ser SEÑOR. Fuimos el mejor club del siglo XX, pero eso no quiere decir que seamos el mejor de la historia, porque estamos en un nuevo siglo y la historia se está escribiendo AHORA, y lamentablemente estamos perdidendo la batalla. Si queremos dar a nuestros hijos una herencia de la que se puedan sentir orgullosos, debemos cambiar el rumbo ya.

Teniendo esto en mente, el segundo paso a dar es el de tener una idea directriz del estilo de jugar y de ser del Madrid. E implementar ese estilo en todas las categorías, concentrando los esfuerzos en la cantera del equipo. Ya que los jugadores de la casa son los que mejor entienden al club y más apropiadamente pueden defender sus colores en el campo, como vemos en el caso del Barça.

A ese estilo y proyecto definidos hay que dotarlos de CONTINUIDAD. No es bueno estar cambiando de entrenador cada año, sucumbiendo a urgencias históricas y presiones del entorno. Por eso a mí no me desagradaría que se cumpliera el contrato de Pellegrini; más aún porque el que se está postulando como recambio, Mourinho, no me convence. El técnico luso representa el resultadismo a ultranza y la renuncia a buscar el juego bonito y ofensivo. He visto equipos de Mou jugando como equipos pequeños sin ningún pudor, amarrateguis, dejándose dominar para salir al contragolpe. Ése es el estilo del Atlético de Madrid de toda al vida, pero no el del Real Madrid. Desde mi experiencia vital, el gran Madrid que me ha hecho feliz desde niño fue el de la quinta del Buitre, el de la liga de Valdano, con Zamorano, Laudrup, el 5-0 al Barça. Un equipo gustador y ofensivo, que quiere tener balón, combinar y dominar. Y sea quien sea el entrenador la próxima temporada, ha de ser alguien comprometido con esa idea.

Y aquí llegamos al nudo gordiano de esta situación: hay que traer jugadores de toque en el medio del campo. La mala noticia es que casi todos los jugadores de talento están en el Barça. Pero hay luz al final del túnel: a falta de perlas canteranas, hay jugones de gran calidad, y además españoles, que el Madrid puede intentar fichar. Españolizar el club es otra seña de identidad del Madrid. Españolizar y calidar (dotar de calidad) el medio campo. Y eso pasa por dos nombres clave: David Silva y Cesc FÁBREGAS. El club debe echar el resto por hacerse con estos jugadores. Por lo civil o por lo criminal. y si Cesc ha firmado un precontrato con Rossell, hay que secuestrar ese contrato y QUEMARLO. Estos jugadores son a mi modo de ver imprescindibles e irrenunciables, porque no hay otros jugadores así (y que no estén en el Barça) en el mundo. Y dejarse ya de Riberys, Rooneys, Agüeros y Maicones. Vale ya de gastar millonadas sin ton ni son. ¡Hay que tener una dirección deportiva de verdad! Lástima que el club  esté dirigido por quien está. En fin…

Lo que toca ahora es resignación, ser señoriales en la derrota (esa impostora que junto a su compañero el Triunfo nos traen y llevan a todos, pobres mortales en este gran teatro del Mundo), cargarnos de paciencia y tener el nervio y la fuerza moral para exigirle a los dirigentes del club los cambios necesarios para construir el gran Madrid que todos nos merecemos. Ahora y siempre ¡HALA MADRID!

NOTA: quien escribe esta entrada es solo uno de los miembros de la mesa de redacción de CON TODAS LAS AFICIONES, compuesta por personas de diferentes fes futbolísticas.