Showtime

16 02 2012

2012 tiene marcados a fuego varios acontecimientos deportivos, muchos de ellos derivados de su naturaleza como año olímpico, otros por el propio devenir de los últimos años: la lucha de Bolt contra sí mismo, una hipotética final en Champions de Barça y Madrid, la respuesta de la selección española de fútbol al peso de la púrpura, el éxito y el cansancio de algunos de sus jugadores… sin embargo, si hay una fecha que hace años viene marcada, ésta es la del 11 de agosto, con una eventual final de JJOO entre las selecciones española y norteamericana. Por si no lo habían adivinado, hablamos de BALONCESTO.

Tiempo habrá sin embargo para analizar las claves del campeonato olímpico y valorar si la previsible despedida del equipo de buques insignia como el mayor de los Gasol o Juanqui Navarro  podrá competir contra el temible cóctel entre los equipos campeones de 2008 y 2010 que concurrirá por bando yanqui. Medio año por tanto para el gran día, pero esto no significará que estaremos huérfanos de emociones fuertes hasta entonces. Sin ir más lejos, All Star y Copa del Rey hacen siempre de febrero un mes apasionante a ambas orillas del Atlántico. Puro showtime en una época en que vuelven a sonar los cantos de sirena del comisionado Stern acerca de la futurible implantación de la Liga americana en ciudades como Londres, Milán o Barcelona. Negocio, negocio, negocio.

Esta vez ha sido Marc el Gasol que jugará el partido de las estrellas, sumido Pau como está en el difícil año de Lakers, aunque dicen los que saben que Ricky, quien jugará el partido de rookies vs sophomores, no hubiera desentonado entres los mejores bases del mundo. Colarse entre gente como Paul, Nash o Rose no debe ser fácil, pero este Ricky feliz y un cada vez más recuperado Calde pueden ser los dos mejores fichajes de verano y uno de los principales factores diferenciales con respecto a la final pequinesa.

A otro nivel, pero cuajada también de scouters americanos, se juega aquí la intensa Copa del Rey, tan hermosa en su formato y colorido como criticada últimamente por su supuesto “interés” en que la final la jueguen los dos grandes, tan opuestos en su puesta en escena como sus homólogos futbolistas, solo que con los papeles algo cambiados, en basket es el Madrid el equipo ofensivo y coral y el Barça el férreo e inexpugnable. Ha conformado Pascual un equipo que está batiendo registros históricos de baja anotación en contra, mientras que los chicos de Laso optan por correr y anotar, correr y anotar, bajo la batuta de Rodríguez y el siempre animoso Sergi Llull. Todo apunta a un duelo por el MVP entre Mirotic (sabe que si quiere estar en los Juegos muchas de sus opciones pueden pasar por el Sant Jordi) y el eterno Navarro, pero como siempre para llegar a la hora de las estrellas, antes deberá pasar la de otros jugadores, los Carroll, Lorbek, etc.

Además del duopolio no podemos olvidar el derbi vasco entre el Grescap y el coperísimo Caja Laboral, tan desigual en apariencia como engañoso en la realidad: no olvidemos que el Grescap viene de darle una soberana tunda en Europa al Madrid, y de que si sigue en Europa es por haber dejado atrás a los vitorianos. Y después de esto vendrá el duelo entre los anfitriones y una de las grandes sorpresas de la Liga Endesa, un Lucentum al que alguien debió iluminar este verano y bendecir con los aciertos de las contrataciones de Singler (ahora traspasado al Madrid) y  Kaloyan Ivanov (al que una inoportuna fiebre le pone en duda para esta noche). Sin embargo el futuro no deja de ser gris para los alicantinos a corto plazo, y es que los plazos del concurso son inexorables. Pero si algo tiene la Copa, ya sea de fútbol o de baloncesto, es que es la competición del corazón, la más abierta a la sorpresa, así que todo puede pasar.

Mañana será el turno de otros equipos: los derbis andaluces (Freeland, otro de los aspirantes a MVP de mediar sorpresa vs Davis) y madrileño entre Real y Fuenlabrada…

Disfrutemos, este año se va a respirar BALONCESTO. It’s SHOWTIME!!

Anuncios




Llega “la respuesta”…

29 10 2010

Esta imagen ya es una realidad, no un sueño del PCBasket, y es que Allen Iverson, Mejor jugador de la NBA en 2001 y una de las estrellas más brillantes en la última década, ha decidido dar el salto a Europa con sólo 35 años, ¿los afortunados? los aficionados turcos y más concretamente los del Besiktas; Guti tiene para estar contento.

Iverson no tenía club desde marzo, cuando abandonó Philadelphia debido a cuestiones familiares. Allen es el decimoséptimo máximo anotador histórico tras casi tres lustros de carrera en Philadelphia, Denver, Memphis y Detroit.

Todo un acontecimiento para el baloncesto europeo y quién sabe si un nuevo autopista para que las grandes estrellas estadounidenses (la palabra norteamericano nunca me pareció apropiada), pasen el charco, haciendo ascos a los cantos de sirena de los equipo profesionales y enterrando ese rumorcillo de incorporar a clubs europeos a la liga profesional estadounidense.

Mi opinión…que se quede todo como está, eso sí, con una salvedad: Que el campeón de la Liga nacional estadounidense no se autoproclame campeón del mundo (o lo pseudoproclamen), y que se realice un campeonato oficial interclubs con los campeones de todos los continentes, no solo de Norteamérica y Europa ,ya que entonces no sería tampoco un campeonato del mundo real, en el pasado ya se hicieron experimentos como el Open McDonalds que fue el preludio de los duelos amistosos actuales y donde los equipos europeos ya le enseñaban los dientes a los estadounidenses (el Joventut fue el que más cerca estubo de lograr la gesta al perder sólo por 2 puntos antes los Lakers de Magic), 10 años después el FC Barcelona de Ricky, Navarro y Mickeal se comió al campeon de la NBA, los Lakers de Gasol y Kobe.

Para que seáis un poco más felices:

http://www.youtube.com/watch?v=-xDjJmRrs9k





Comienza un reinado

13 09 2010

Kobe, Lebron… y Kevin Durant. EEUU se presentaba en Turquía con un equipo un peldaño por debajo del que en Pekín nos privó del oro, sin la púrpura de pesos pesados como Bryant, James, Howard o Wade, encomendada a la emergente estrella de los Thunder Kevin Durant. https://contodaslasaficiones.wordpress.com/2010/08/23/podemos-iv/. La espantada de Rondo antes del Mundial, el siguiente jugador con mayor rango de la lista americana convertía al máximo anotador de la temporada en el faro de los yanquis. No ha fallado.

Ajeno a la hipertrofia dominante en los últimos años en la NBA Durant es un jugador fino, estilizado y elegante. Ha hecho de casi todo y todo le ha salido bien, con la sencillez y naturalidad que alabamos en el Xavi futbolista y con la responsabilidad que se le exige a los grandes: 38 puntos en semis, 20 puntos en los dos primeros cuartos de la final. Sin aspavientos. ¿Qué futuro le espera en su liga?, ¿será capaz de hacer en Oklahoma lo que Lebron no pudo en Cleveland o emigrará en busca de un palmarés a la altura de su talento?

Alrededor de Durant un buen equipo, que por fin entendió quién era el bueno, quién estaba dos pasos por encima del resto. Cuesta imaginar en otras ediciones de la selección americana la abnegación de Lamar Odom en este campeonato.

Repasando el quinteto ideal de la FIBA, tan políticamente correcto que ha asignado una plaza a un representante de los cuatro semifinalistas podemos entender lo que ha sido este Mundial, para entender la participación española, nada mejor que el maestro Trecet http://www.marca.com/blogs/13t/2010/09/09/mundial-basket-dia-13t.html

1 – Teodosic: nuestro verdugo. Emblema de la selección serbia y paradigma de las críticas que la defensa de algunas jugadas ha despertado en nuestro país. Ser el base del equipo con mejor juego coral dice bastante en su favor. A pesar de cuajar una primera parte de campeonato discreta llegó a tiempo a su particular duelo de jóvenes bases FIBA con Ricky, un Ricky desconocido desde la final ACB. Se marcó un triplazo en la última posesión serbia en aquel partido contra España que entrará a formar parte de la historia negra de nuestro baloncesto. De la mano de Teodosic Serbia vuelve a ser grande, la máxima favorita para el próximo europeo en Lituania.

2 – Türkoglu: la habitual presencia anfitriona en este tipo de quintetos. Si bien sido el más destacado en este animoso equipo, su Mundial no ha sido mejor, individualmente que el de nuestro capitán Navarro, penalizado por el sexto puesto de España. Ausente el mayor de los Gasol, ha sido Navarro el que ha tirado de galones y asumido su papel de superestrella europea. Su actuación ante Serbia   fue sencillamente emocionante.

3 – Kleiza: catapultado al quinteto por su actuación ante Argentina, pero anulado por completo por el tremendo Igoudala en semifinales, ha sido elegido como mejor alero del torneo, una posición en la que han brillado especialmente los serbios Bjelica (huele a otro acierto de Querejeta) y especialmente Savanovic y Kesselj, dos martillos en el perímetro que nos martirizaron. El paso de los torneos ha elevado la figura de Carlos Jiménez en la Roja, símbolo de la DEFENSA desde la que hemos ganado otros torneos. Rudy, en su forzada posición de tres, no pudo compensar los centímetros que le sacaban los aleros serbios, y esa fue una de las claves de las desastrosas defensas de sus triples. Quizá San Emeterio hubiera sido una mejor opción para jugar ahí, con Rudy alternándose con Navarro como escolta, pero son análisis que se hacen a posteriori.

4 – Durant: la megafigura del torneo y de los próximos años. Facilidad pasmosa para anotar y para tirarse un equipazo (ahí jugaban nada menos que Rose, Billups, Odom) a sus espaldas. Definitivamente no llevaban mal equipo los americanos, pero dudo que se hubieran llevado el torneo sin Durant. En cualquier caso, me hubiera gustado verlos contra Serbia en la final (hubiera preferido España), el mejor grupo contra la mejor individualidad. Rose ha dominado bien los partidos, aunque pasó ciertos apuros ante Marcelinho Huertas, y Westbrook ha aportado cosas interesantes.

5 –Scola: este tío es un fenómeno, otro que hace del baloncesto un deporte fácil, habitual máximo anotador de ligas, mundiales, playoffs… y ahí sigue. El estilete de la veterana, pero competitiva hasta rabiar selección argentina. Su duelo contra el baskonista Tiago Splitter fue de lo mejor del torneo. Marc no llegó a ser ese jugadorazo decisivo que es, Krstic lo sacó de su zona y sufrió, pero ahí tenemos pívot para rato.

Se ha hablado mucho de fin de ciclo en la selección española. No comparto esa visión: a pesar de llevar años con este equipo, después de Serbia, éramos la selección más joven del torneo, y sigue habiendo muy buena base para próximos campeonatos. Que el relevo de este equipo será duro no lo discuto, pero espero que a Calderón, Navarro, Ricky, Rudy, PAU… todavía les quede mucha guerra por dar, en Lituania o en Londres. Ha habido fallos tácticos en los dos partidos más importantes de este verano, el amistoso contra Estados Unidos y los cuartos contra Serbia, con marcadores apretados y últimas posesiones catastróficas. Y la defensa del tiro de los balcánicos fue desastrosa. Que se tome nota. Pero no dramaticemos. Y un diez en actitud, en rebeldía, en carácter de campeón.

Os dejo con Tom Waits, otro gran americano:

http://www.youtube.com/watch?v=X3KnCL0S_Ws





Premio Príncipe de Asturias, bienvenidos a la tómbola.

8 09 2010

Siempre me he preguntado, qué tipo de valor se le debe de dar a este tipo de premios, y qué tipo de valor quieren darle los que lo conceden y a los que se lo conceden. Sé de buena tinta, que estos premios quieren ser, o pretenden ser algo así como el “Nobel” del deporte…nada más lejos de la realidad.

Lo primero que debes tener es un criterio fijo, y no repartirlos a distro y siniestro, y con un caracter más bien nacionalista; ya que si son unos premios otorgados al mejor deportista español del año, se coherente y hazlo simpre así; si son unos premios a una trayectoria, hazlo simpre así, y si realmente son unos premios internacionales al mejor deportista del año, hazlo siempre así.

Con esto no quiero decir que los que lo han ganado no lo merezcan, tan solo que son unos premios totalmente incoherentes y para que nos demos cuenta de ello vamos a ir poco a poco con los ganadores:

En 1990 lo gana Sito Pons, y luego resulta que no lo tienen, ni Doohan, ni Crivillé, ni Valentino Rossi.

En 1994 lo gana Martina Navratilova, que había ganado su últim Grand Slam en 1990; habiendo grandísimas tenistas a lo largo de la historia, que se han quedado sin galardón, y de repente en 1998 se lo dan a Arnatxa Sánchez y en 1999 a Steffi Graff, muy grande Arantxa, pero incomparable con esos 2 monstruos, y menos que le den el galardón antes a ella que a Steffi.

En 2005 le dan el premio a Fernando Alonso, cuando aun no había sido campeón mundial, y corredores como Senna, Fangio, Fitipaldi, o Schumacher lo echaban en falta en su palmarés, en el año 2007 compensaron este agravio con el bueno de Michael.

En 2008, el codiciado premio fue a parar a las manos de Rafael Nadal, siendo el primer tenista masculino que gana el premio de los premios del deporte, yo creo que sobran las palabras si escribo estos nombres: Sampras, Agassi, Federer, McEnroe, Bjorg, Lendl.

En 2006  ganó las selección española de baloncesto, cuando ni tan siquiera el Dream Team de Barcelona 92 tiene ese galardón. En el recuerdo  quedan equipos imborrables como aquellos Lakers y Celtics de los 80, los Bulls de Jordan, o las selecciones míticas de Yugoslavia de Kukoc y Petrovic, o la URSS de Sabonis.

Por último en 2010 el testigo lo ha recogido la selección Española de fútbol; Brasil, ya consiguió el Príncipe de Asturias en 2002, pero…¿ Qué pasa con Argentina, Uruguay, Inglaterra, Francias, Alemania, e Italia?. ¿Cuántas selecciones españolas han sido campeonas del mundo antes?: Fútbol sala, tenis (copa Davis), Balonmano, Waterpolo, Hockey patines, natación sincronizada, triatlón, natación, judo, vela, kitesurf, etc…

En fin, en el tintero quedan nombres como Jordan, Tiger Woods, Usain Bolt, Edurne Pasabán, Mohamed Alí, Magic Johnson, Pelé, Maradona, Cruyff, Nadia Comanecci, FC Barcelona de Balonmano, David Meca, Phelps, Thorpe, Gisela Pulido, Morcelli, Tony Hawk, Spitz, Jesse Owens, Eddy Merckx, Sebastian Loeb, Bekele, Marc Coma, Jonah Lomu, Justine Henin, Miriam Blasco…

Esta noche seguiré abriéndome la cabeza hasta dar con la fórmula de la elección de los premios…seguro que los que la inventaron viajan siempre en aviones diferentes.





Podemos (IV)

23 08 2010

España y la madre que la parió. Con la botella de ron. La milla dorada. Son algunos de los títulos que la canícula me ha obligado a dejar aparcados a medio editar en algún cajón catódico del ordenador, donde quedarán condenados a no ver la luz del Sol. El tributo del verano. Así que hoy, con el mismo título que en mi última aportación, me he armado de valor desafiando al día más caluroso del año, he puesto el ventilador a centrifugar el aire pesado del cuarto del ordenador y aquí me encuentro intentando acabar de una vez mi humilde colaboración. La ocasión lo merece. Atrás quedan, ya digo, los vítores a la Roja, las turbias escuchas del día en que la basura de la operación Brugal salpicó al fútbol, los oros atléticos o el fichaje de Valentino Rossi por Ducati (ikarusbikes te esperamos). Tenemos todo un Mundial en que defendemos corona a la vuelta de la esquina.

Podemos, una vez más, aún a pesar de las bajas de Pau Gasol y Jose Calderón, nuestros más firmes valores junto con Marc en el gran circo de la NBA. De éste último dependen gran parte de nuestras esperanzas para dominar el juego interior. A sus 25 años, Marc está ante la gran oportunidad de su vida de demostrar (para quien aún tuviera alguna duda) que es algo más que el hermano de Pau. Su progresión en la liga americana apunta a un jugador con mayor peso específico en el juego del equipo, capaz de dominar en la pintura y de echarse el equipo a la espalda cuando vienen mal dadas.

 Por fuera, la dirección de Ricky, consagrado ya como primer base de España y la decisión de un Navarro en la plenitud de su carrera (en constante plenitud) y a correr, primera premisa que le escuchamos a Scariolo en los micrófonos abiertos de la Sexta. Vázquez, Felipe, Rudy, Garbo… todos deben aportar, ya sea rebote, tiro o cuajo en situaciones peligrosas.

https://contodaslasaficiones.wordpress.com/2010/04/19/i-have-a-really-really-really-busy-summer/

 ¿Recordáis esta entrada? Ninguno de los integrantes de aquella versión del Dream Team americano estará en Turquía superando así nuestras pesimistas previsiones, sin embargo, nada como el deporte para erradicar las nostalgias. Todos cuantos amamos el deporte de la canasta esperamos siempre lo máximo del equipo americano de baloncesto. Anoche quedó confirmado que, a falta de la artillería pesada, el ejército estadounidense de basket cuenta con una legión de grandes jugadores: desde Chauncey Billups y Derrick Rose, que le guardaron el sitio espectacularmente a un renqueante Rajon Rondo, estrella de los Celtics, hasta la gran estrella que será Kevin Durantula.

España y los Estados Unidos, con permiso quizá de Serbia, están un peldaño o dos por encima del resto. Por lo visto anoche, el nivel, pasos de salida y permisividad FIBA para con reglas NBA al margen, sigue siendo parejo, lujos como el pincho de merluza de Fran Vázquez nada menos que a Kevin Durant (que me recordó, por unos segundos, al mate de Rudy en las narices del mismísimo superman Dwight Howard) incluidos.

Si, los americanos nos esperan, pero no conviene olvidar a gente como los serbios, una generación joven y talentosa que debe haber crecido en el último año y que, bajo la batuta de Teodosic y con gigantes como Krstic y Pekovic en la zona, intimidará. Si no, mirad este vídeo y os convenceréis.

http://www.youtube.com/watch?v=jRhGAW4lvWI

¿Les dejarán participar? Siendo Serbia, dudaría que se atrevieran a no hacerlo. Trifulcas aparte, no hay que olvidar el repaso (eminentemente baloncestístico) que nos dieron en la fase de grupos del pasado europeo.

Finalmente, las tradicionales Grecia y Argentina. Descabezados sin su eterno Papaloukas los primeros volverán a llegar lejos, pero poco más en mi opinión. Argentina por su parte se enfrenta a un problema generacional. A Scola, Nocioni, Delfino… les quedan años de buen baloncesto por delante, pero llevan compitiendo desde aquella final contra Yugoslavia hace ocho años, sin grandes relevos que vengan por detrás y sin el concurso de Ginóbili pueden sufrir un fenómeno similar al de la selección helena: el de ser grandes soldados, pero sin general que les guíe hasta la victoria.

 Continuará…

Hemos hablado de baloncesto, imposible no acordarse de Chicago. Y hablando de Chicago, imposible no compartir con vosotros a esta gran banda de la capital de Illionis:





Competición adulterada

6 05 2010

La liga ACB de baloncesto, puede presumir de ser la 2ª mejor liga del mundo y  ahí están los resultados, con un Power Electronics Valencia campeón de la ULEB Cup, y un FC Barcelona, que se juega los cuartos este fin de semana en la Final Four del Paris Bercy.

Pero hay algo que no me gusta, algo que para mucha gente pasa desapercibido, y a lo que creo que se debería poner urgente solución, ya que la liga  está a mi modo de ver totalmente adulterada, y voy a argumentar dos razones de peso:

1ª) La escasa repercusión de la liga regular, en la que de un tiempo a esta parte poca importancia tiene el lugar que ocupes una vez estés en Play Off.

Los Play Off son un espectáculo, pero como peaje tenemos que tragarnos una liga regular cuyo momento álgido está en la lucha por la 8ª plaza que da acceso a la Copa del Rey en la primera vuelta o las eliminatorias por el título en la segunda, y a parte, la lucha por eludir el descenso.

A día de hoy a falta de 2 jornadas sólo 2 equipos se juegan algo, ya que el descenso está decidido desde hace casi 3 jornadas y la primara plaza igual.

Efectos colaterales: partidos de equipos que se juegan todo, contra equipos que no se juegan nada, o se juegan el descenso, esta misma temporada me llamó poderosamente la atención la derrota del Barcelona, de este Barcelona, en San Sebatian, jugándose este último la permanencia, y perjudicando a todos los perseguidores en un partido en el que a priori debía salir derrotado (el Lagún Aro GBC).

Pienso que se deben evitar estas situaciones, suprimiendo los Play Offs, y así dando una mayor importancia a lo que sucede semana a semana en la ACB y más por la segunda razón que ahora veremos.

2ª) La segunda razón, es la posibilidad de poder fichar y cortar a los jugadores que quieras, cuando quieras, como quiereas y del equipo que quieras, eso sí, una vez iniciados los play offs no hay fichajes. Esto, en un deporte en el que un sólo jugador supone el 20% de un equipo, me parece una aberración, una cosa es que lo hagas en el mercado de invierno, como en el fútbol, o si se te lesiona un jugador; pero poder cambiar a toda la plantilla (si quieres) una vez comenzada la temporada, me parece  una superadulteración de la competición, y todo por no hacer bien los deberes en verano.

Nos encontramos con casos como los del Real Madrid, que ha fichado a dos jugadores nuevos Jaric y Morris Almond este último de cara a los Play Offs, esto supone que el Madrid ha cambiado al 40% de su equipo titular, con dos superfichajes para poder competir con el Barcelona.

Otro caso curioso es el de Shamond Williams (ex base de los Lakers), que este mismo año ha jugado de temporero en el Unicaja, y en el CB Murcia (formando para mi una de las mejores parejas de bases de la liga junto con Vujanic), sólo le falta fichar por un equipo de Play offs y ganar la liga.

También hay casos paranoicos como el del Xacobeo Blusens, que ha dado de baja hasta a 8 jugadores esta temporada (Junyent, Massey,Jackson,Vasileadis,Marek, Bailey,Fuentes y Hettsheimeir)…si eso no es adulterar la competición vosotros me direis, y lo más radical es que cambió a 3 jugadores nada menos, la semana antes de enfrantarse al Meridiano Alicante en el partido crucial por la permanencia.

Este tipo de cambios pueden salir mal, claro, tenemos el caso del Meridiano Alicante, que también ha cambiado a 2 jugadores, uno le ha salido bien: Se fue Hill y llegó Erdogan; y otro muy mal: se fue Mario Austin con un 10 de valoración y 10 puntos de media pese a llegar a Alicante con sobrepeso, y llegó Pape Sow 7 puntos de valoración y 7 de media, haciendo que el Lucentum jugara practicamente sin americanos durante los últimos 15 partidos.

Para terminar voy a lanzar la siguiente hipótesis, última jornada de la ACB, el Murcia se juega la permanencia contra el Fuenlabrada, y llega un tio con pasta y dice: “Voy a fichar para este partido a Rudy Fernandez y a Iverson, que ya no están en Play offs de la NBA”… el debate está en el aire.





“I have a really, really, really busy summer”

19 04 2010

Palabra de LeBron James, aquel jugador que en el cuarto decisivo de la final olímpica de Pekín suplicó con el gesto de una plegaria a Mike Kryzewski que no lo retirara tras su cuarta falta personal, prometiendo concentración en defensa sin excederse con su superioridad física. “Tengo un verano muy, muy, muy ocupado” viene decir ahora el escolta/alero de los Cavs eludiendo la llamada a filas de la US Basketball para el próximo Mundial de Turquía, cita considerada tradicionalmente de menor rango para los americanos.

No será el único desertor: al rey de Cleveland se le unirán, que sepamos a fecha de hoy, nada menos que Kobe Bryant y Dwyane Wade, o lo que es lo mismo, Turquía no verá al Big Three, el temible tridente que forman los mejores jugadores del mundo, 61 puntos de los 118 que la última versión del Dream Team necesitó para derrotar a España en la final olímpica. Semejante apego a la causa de las principales referencias de la selección ha tenido efectos devastadores en la “clase media-alta”, con dudas en la participación de hombres como Dwight Howard, Chris Bosh… un éxodo que deja las riendas de la selección americana en manos de actores de menor perfil y del talento de Kevin Durant, la última gran noticia de la NBA.

Nada nuevo bajo el sol para selecciones como la americana o la serbia, que han venido tomándose los campeonatos de baloncesto, especialmente aquellos fuera del calendario olímpico, como una distracción menor, acaso un banco de pruebas para secundarios o nuevas promesas, algo trivial comparado con la importancia de la liga, competición a la que consagran esfuerzos y cuidados.

La última en sumarse a esta costumbre ha sido, como parece corresponder a su gozosa condición de campeona, la llamada ÑBA. Parece que el concurso de Pau Gasol está en el aire, y que el tiro entre dependerá más de una cuestión familiar (la sociedad que puede firmar con su hermano Marc) que de la habilidad persuasiva de Sáez y Scariolo. En este caso sin embargo, el compromiso ha quedado acreditado más que sobradamente. Salvo en 2005 Pau nunca ha fallado a su cita, aún a riesgo de perderse parte de una temporada. Los años pasan y las temporadas con los Lakers son largas. Además, si finalmente Pau no está en Turquía no será un portazo a la selección, la puerta quedará entreabierta, por lo menos, hasta los Juegos de Londres dentro de dos años.

¿A qué viene esta entrada en pleno mes de abril, con las semifinales de la Champions a la vuelta de la esquina, el inicio de los play-off NBA y el retorno de Rafa Nadal a la tierra prometida? Hay una noticia estos días que pasa casi inadvertida, no para los aficionados atléticos pero sí para los titulares de la prensa, perdidos entre canguelos y autobuses: Fernando Torres se operará y su presencia en el Mundial queda garantizada. Curioso, el Liverpool en venta, su temporada (ésta y quien sabe si su futuro a medio plazo) pendiente de una plaza en Champions cada vez más lejana, inmerso en semifinales en la Europa League…. y su máximo goleador en el dique seco por lo que resta de temporada.

¿Por qué esta diferencia de compromiso entre el fútbol y el baloncesto? ¿Qué dirían por ejemplo en Argentina si Messi renunciara al Mundial por el desgaste que le supone jugar en un club como el Barcelona? ¿Tanto poder de presión tienen la FIFA y la UEFA para obligar a los clubs a ceder a sus internacionales y tan poco tiene la FIBA? ¿Qué se me escapa?