El Prestigio

28 04 2012

Así tranquilamente desapareció…

“Todo gran truco de magia consta de tres actos. El primer acto: La presentación. El mago muestra algo normal pero probablemente no lo es. El segundo acto: La actuación. El mago transforma lo que aparentemente era normal en algo extraordinario. Y el último acto, el prestigio. Cuando lo imposible se convierte en posible y tus ojos ven algo que no habían visto jamás”… La importancia del cómo y no del qué.

Lo acontecido en los últimos días en el Camp Nou (la Universidad del fútbol) da muestras de que algo ha cambiado en la mentalidad del aficionado del FC Barcelona (cual revolución rusa de 1917) como bien ha dicho Sandro Rosell en la rueda de prensa de hoy y nosotros pedíamos a gritos (https://contodaslasaficiones.wordpress.com/2012/02/24/envidia-de-un-futbol-adulto/): “el aficionado del Barça ha madurado”. Se ha pasado del victimismo y la urgencia, a la seguridad y el orgullo, de presidentes y directivas capaces de dilapidar proyectos y maltratar a las estrellas (Maradona, Laudrup, Ronaldo, Van Gaal…) a tener paciencia y confiar en el modelo, un modelo que no es de ahora, viene de los años 70 cuando desembarcó en el Camp Nou Laureano Ruiz y esa “estúpida” obsesión por los rondos y el juego de posesión (Recomiendo fervientemente la lectura del libro “Senda de Campeones” de Martí Perarnau, para entender realmente todo lo que está pasando, pasará y comprender la importancia de la elección de Tito Vilanova como cabeza visible de este universo formado por nombres como Laureano Ruíz, Oriol Tort, Agustí Montal, Joan Martínez Vilaseca, Josep Lluis Nuñez, Carles Rexach, Joan Gaspart, Albert Benaiges, Johan Cruyff, Louis Van Gaal, Joan Laporta, Frank Rijkaard, Alexanco, Carles Folguera, Guillermo Amor, Sandro Rosell y Pep Guardiola).

Lo que ha conseguido Pep es la reafirmación y reconocimiento mundial del trabajo bien hecho desde hace 40 años, no es flor de un día, es fruto de la dedicación de todo el organigrama del fútbol base para que un niño que entra en las categorías inferiores al llegar al primer equipo después de unos 2500 entrenamientos pueda hablar el mismo idioma que habla el resto.

Se ha conseguido que los culés pongamos la tele para ver al Barça disfrutar con tus manies y tu zumo de cola con burbujas y ni preocuparte de lo que han hecho los demás. Eso es lo importante.

Dejemos de hablar de fútbol y hablemos de Pep:

Bueno, que decir… Antes de lo sucedido hoy, ya pensaba que Pep era una persona enorme, con un gran corazón, un sentido del deber y la responsabilidad muy grande y que se mueve con un código muy estricto de confianza; después de lo de hoy me reafirmo e incluso me veo colapsado por ese efluvio de bondad, humanidad y camaradería (“Are we humans or are we dancers?”).

Guardiola ha conseguido que nadie al que sabe que él representa pueda sentirse avergonzado nunca por un comportamiento suyo, ser un ejemplo social y al margen de convertirse en un icono (cosa que creo que no le agrada) a dado una sobredimensión a las palabras amistad y confianza. Pep las ha tenido tanto con sus chicos, como con su Staff, en especial para  Tito, su amigo, su catalizador futbolístico y moral. No he podido contener las lágrimas cuando Sandro Rosell ha anunciado a Tito Vilanova como sucesor del Noi de Santpedor al frente de la nave blaugrana.

Me he emocionado por Tito, por Pep, por el Barça, por una historia de dos amigos que desde pequeñines soñaban con llegar a jugar al menos un partido con el primer equipo y cómo con esfuerzo, sacrificio y teniendo los pies en el suelo han llegado hasta donde han llegado, una amistad más allá de la fama, del dinero, del éxito. Para mí eso es Pep, eso es el Barça de hoy, ese es su verdadero legado, un auténtico memorandum de cómo se deben hacer las cosas en todos los sentidos, tanto en la vida como en el deporte.

Yo soy maestro y a lo mejor no sé nada de fútbol, pero lo que siempre hago cuando empieza el curso es decir a los padres: “A sumar si no se aprende este año se aprenderá el año que viene, lo verdaderamente importante es formar buenas personas, porque las buenas personas tienen abiertas las puertas de todas partes” y Pep ¿Es esta tu cámara?: Tú tienes abiertas las puertas de nuestro corazón.

Cómo veis no hemos hablado de títulos, no hemos hablado de victorias, hemos hablado de una historia de amistad, bondad y lealtad. Y ahora Pep… sal y diviertete.

Sé feliz.

Saldrá bien.

Anuncios