El caso Jesé

1 05 2012

En este momento histórico del fútbol, el FC Barcelona está mostrando que cuidando la cantera, invirtiendo en ella, teniendo un modelo de fútbol y llevándolo adelante en todas las divisiones y categorías, se puede llegar a la excelencia y a nutrir a un club grande con estrellas con ADN del equipo. A largo plazo esto le ahorra al club muchos millones de euros en fichajes estratosféricos.

El Real Madrid siempre se ha preciado de tener una muy buena cantera. Por poner algunos nombres sobre la mesa, en los últimos años podríamos nombrar a Raúl, Guti, Casillas, Eto’o, Cañizares, Arbeloa, Soldado, Diego López, Filipe Luis, Mista, Jurado, De la Red, Granero, Negredo, Juan Mata, Callejón, Borja Valero, Morata, etc. 

Y aquí nos damos cuenta de que una cosa es tener buena cantera, y otra muy distinta saber cuidarla. El Real Madrid  desgraciadamente ha demostrado no saber cuidar su cantera en muchas ocasiones, particularmente bajo la administración del actual Presidente, don Florentino Pérez. En su primera etapa presidencial, Pérez difundió el eslogan “Zidanes y Pavones”, para referirse a una política de formación de la plantilla blanca en la cual el fichaje de grandes estrellas de relumbrón se compaginaba con subir jugadores del B al primer equipo. Se pretendía así prescindir de la “clase media”, buenos jugadores provenientes de otros clubes pero sin tirón mediático. Todos sabemos cómo acabó esa película. Al final tuvieron que claudicar y empezar a fichar a los Samueles (!), Woodgates (!!), y Gravesens (!!!).

Si nos fijamos en el Barça de hoy, las grandes estrellas del club son precisamente los canteranos, y los extranjeros forman esa clase media que sirve para completar una plantilla equilibrada. Es un modelo distinto y revolucionario.Pero volvamos al Real Madrid y su cantera.

No está bien cuidada, decíamos, cuando los jugadores más prometedores siguen saliendo del club para nutrir a otros equipos, cuando son malvendidos o en el mejor de los casos, cuando años después hay que recomprarlos por más dinero del que se sacó en un principio. No tiene sentido mandar al ostracismo a tanto joven jugador criado en el club de Chamartín.

En estos dos años de antagonismo Mourinho-Guardiola, hemos visto cómo el de Santpedor mimaba la cantera, daba oportunidades a jugadores del B en varios momentos de la temporada; el técnico portugués por contra, ha confiado poco o nada en el B. Al final de la temporada pasada, anunció que tenía completa su nómina de delanteros para la 2011/12 con Higuaín, Benzemá y Morata. Sí, amigos, Álvaro Morata, el máximo goleador de la Eurocopa Sub-19 de Rumanía, campeón con la Rojita, compaginaría el Castilla con el primer equipo, y entraría en liza por esa plaza de delantero en el equipo merengue. ¿Cuántos partidos ha jugado esta temporada en el Madrid? Dos. ¡Dos! Uno en liga (9 minutos ante el Espanyol) y otro en copa. El lateral Carvajal, que sobresale en el Castilla, es otro jugador que no está contando para The Special One. Y aún no siendo canterano, Canales también sintió en sus propias carnes el desdén de Mou por dar oportunidades a los jóvenes. 

Muy mal está tratando Mourinho a los canteranos del Real Madrid. Eso sí, cuando el año pasado se fichó para el Castilla a un jugador portugués llamado Pedro Mendes, proveniente del Servette suizo, faltó tiempo para que debutara en el primer equipo, y nada menos que ante el Ajax en Champions. Qué curiosa casualidad que el agente de este jugador sea el mismo que el de Mou: Jorge Mendes. Jesé vio todo ese partido desde el banquillo con 3-0 a favor.Y en mitad de este clima, llegamos a este tramo final de temporada donde se comentan las entradas y salidas para la temporada próxima.

Y hete aquí que vemos publicado que a Jesé Rodriguez, una de las perlas de la cantera madridista, un jugador que con solo 19 años ya ha demostrado una gran calidad (hasta se le compara con CR7 por su desborde y regate), lejos de darle un puesto en el primer equipo para la próxima temporada, se le quiere utilizar como moneda de cambio para fichar a un tal Witsel del Benfica. Por supuesto, la operación incluiría la típica incómoda opción de recompra para el Madrid. Incómoda porque siempre se ha de pagar más de lo que se ingresó en primer lugar por el traspaso del canterano. ¡Qué bien pensado! ¿no? Claro, como el Madrid no tiene deuda… en fin, que el dinero no parece ser problema en el Madrid de Tito Floren. Aparentemente el problema son los buenos canteranos que podrían robarles minutos a las estrellas mundiales que (ganen títulos o no) causan sensación en las giras asiáticas y venden muchas camisetas. O eso se decía.

Anuncios




La liga española es una mierda

24 05 2011

Messi, Cristiano Ronaldo, Xavi, Iniesta, Ozil, Casillas, Valdes, Kun Agüero, Mata, Llorente, Piqué, Alves, Carvalho, Marcelo, Xabi Alonso, Villa, Pedro, Di María, Higuaín, Busquets, Benzema…

Una colección de estrellas entre las que se encuentran los mejores jugadores del mundo en la actualidad, y con las que uno creería que una liga nacional debe ser considerada ampliamente como la mejor liga del mundo. Y sin embargo yo no tengo esa sensación. La liga española me parece una basurilla, comparada con otras como la inglesa, por ejemplo. ¿Por qué? Hagamos un repaso:

Zaragoza-Getafe: Lanzamiento de varios balones para interrumpir el juego en los últimos minutos del partido cuando el equipo de casa llevaba un gol de ventaja en el marcador; hay testimonio gráfico de que al menos uno de los balones salió del banquillo del equipo local. Sanción: 600 euros de multa para el Zaragoza.

Sevilla-Villareal: a la vista de que la infracción sale tan barata, este fenómeno volvió a producirse en el Pizjuán. En este caso los tira-balones fueron los recogepelotas del Sevilla. Una vergüenza, pero no la primera protagonizada por estos “chavales” tan majos y tan sevillistas, que ya son famosos por actuar bajo consigna de demorar al máximo la devolución de un balón cuando su equipo va ganando (cuando va perdiendo no pasa ni un segundo cuando hay un nuevo balón en el terreno de juego). La mente maestra de estás marrullerías es el delegado de campo del Sevilla, Cristobal Soria, personaje siniestro donde los haya, pero que cuenta con el apoyo del presidente del club y presunto delincuente, José María del Nido. Lo malo es que parece estar cundiendo el ejemplo en otros campos de España.

-El estado económico calamitoso de los clubes españoles. Sus números no son rojos, son infrarrojos. Lo malo es que socialmente desde las instituciones se les permite mantener semejante nivel de endeudamiento, debiendo dinero a jugadores y otros trabajadores de los clubes en cantidades obscenas. De hecho, de todos los equipos en primera y segunda división, solamente cinco están al día en cuanto a pago de nóminas a sus jugadores. ¡5 de 42! Esto es un cachondeo. En otros países más serios ya se les habría obligado a pagar lo que deben, o habrían tenido que desaparecer.

-Los graves casos de racismo en los estadios de nuestro fútbols, que se multiplican año a año. Ya os hemos hablado de ellos en entradas anteriores, por ejemplo a propósito de los canticos xenófobos que recibió Marcelo en el Calderón, aunque ése no ha sido el único caso ni mucho menos. Ha habido más jugadores negros han sido insultados por su condición de tal en el terreno de juego. Lo peor de todo, es que no parecemos darle importancia a algo tan grave y que nos está dejando en tan mal lugar frente al resto del mundo.

-La esperpéntica pantomima del intento de “huelga” (más bien un paro empresarial) de los clubes para presionar a la hora de recibir más dinero de la LFP y las televisiones y suprimir el partido en abierto de los sábados. Estoy de acuerdo en que se debería repartir más equitativamente el dinero de los derechos televisivos, y que actualmente Real Madrid y F. C. Barcelona reciben demasiado, pero todo esto debe venir de una reflexión serena y profunda y un debate de todos los estamentos futbolísticos ANTES de comenzar la temporada y sin pretender perjudicar un calendario de competición que ya de por sí está cogido con alfileres.

-Unos horarios bochornosos: no es de recibo que en un país civilizado se jueguen partidos a las 9.30 y a las 10 pm. Se está dejando a toda una generación de niños sin poder ver los partidos, u obligándoles a trasnochar, perjudicando gravemente sus hábitos de sueño. Nuestro liga debería programar más partidos a mediodía y a las 3 de la tarde como en Inglaterra, lo cual además ayudaría a que los partidos de La Liga fueran mucho más seguidos en países que hoy en día son lo que representan el mayor auge económico en el seguimiento del balompié, como en Extremo Oriente (China, Japón, etc.). Hay que ser inteligentes.

-La total y absoluta falta de respeto a la competición que mostró el F. C. Barcelona al llegar tarde a su partido ante el Osasuna, lo que hizo que el comienzo del partido se retrasara 45 minutos. No solo eso, sino que en las horas previas el Barcelona presionó a la LFP para que el partido fuera aplazado al domingo, como si por llamarte X tuvieras derecho como club a cambiar a tu antojo fecha y hora de partidos oficiales a tu conveniencia, cuando has sido TÚ el culpable de no poder estar presente en el momento y lugar determinado para el encuentro. Si ésta fuera una liga seria se debería haber sancionado al club catalán, y haberle dado el partido por perdido. Pero parece que aún seguimos viviendo en el país de la charanga y la pandereta.

-El “bipartidismo” galopante que estamos sufriendo en nuestra liga. Nos hemos convertido en la liga escocesa, con dos grandes tumores cancerosos llamados F.C. Barcelona y Real Madrid, que consumen y fagocitan todas las atenciones, energías y pasiones de nuestro fútbol. Es un empobrecimiento lamentable de la competición. 18 equipos empiezan la temporada sabiendo que lo máximo a lo que podrán aspirar es a ser terceros. Nunca antes había visto esto y me da mucha pena. Soy madridista de corazón, pero antes preferiría que mi equipo y su “eterno rival” tuvieran menos posibilidades de brillar en la Champions League, si por contra pudiera disfrutar de una competición nacional de Liga más igualada, con más alternativas, con grandes estrellas mundiales no solo en 2 o 3 equipos, sino en 10 o 12, como ocurría antaño. Aún recuerdo aquellos tiempos en que el Tenerife tenía a Pizzi, el Valencia a Mijatovic, el Depor a Bebeto, Mauro Silva, Djukic y Donato, el Valladolid a Peternac, el Sporting a Julio Salinas, el Español a Raducioiu y Pochettino, el Oviedo a Onopko, la Real a Meho Kodro, el Celta a Gudelj, el Sevilla  a Suker, el Atlético a Penev, Caminero, Pantic , Simeone y Molina, el Zaragoza a Esnáider, Belsué y Poyet,  el Betis a Cuéllar y Vidakovic, el Compos a Ohen, el Albacete a Zalazar, el Athletic a Julen Guerrero… Y así podría estar hasta pasado mañana. En aquellos tiempos podías sentarte a ver cualquier partido de primera, aunque no fuera uno de tu equipo, aunque fueran dos equipos de la parte baja de la tabla, y sabías que ibas a ver a unos cuantos jugadores de gran calidad en cada equipo. Jugadores emblema que le daban a cada equipo un carácter distintivo que hacía la liga más interesante y emocionante. Te involucrabas más. En fin, amigos, comparad aquello con lo que hay ahora, y me diréis la diferencia.

Por todo esto y otras cosas que seguro se me escapan de la memoria ahora mismo, la Liga BBVA se me ha quedado muy deshinchada y falta de interés, más allá de la “carrera de obstáculos” en que se enzarzan Barça y Madrid cada temporada. Y no creo ser el único que se sienta así.





Hay liga… y Champions

22 10 2010

El Barça ha bajado su nivel de juego respecto al año pasado.  Solo así se entiende que la situación de la liga sea actualmente la que es. No entraré a opinar sobre las causas de ese bajón en el equipo culé, porque eso sería tema para otro artículo. Con todo y con eso, se trata del equipo con mejor plantilla y mejores jugadores de esta liga, y sería un total fracaso de Pep Guardiola que no consiguieran al menos un título este año.

Lo que quiero es destacar el mérito del equipo que va líder de la liga actualmente, que va en línea ascendente y que ha sabido estar ahí arriba y aprovechar el momento bajo de los azulgrana. Este año el Madrid empieza un proyecto nuevo desde cero, pero con la tradicional impaciencia que impera en estos lares, ya se pedían la excelencia, la brillantez y las goleadas en cada partido nada más comenzado el campeonato, sin darse cuenta de que se trata de un equipo que aún está en construcción. Pero el trabajo del inteligente Mourinho ya empieza a mostrar frutos. Ahora, al igual que ocurre en el Barça desde hace tiempo, todos los niveles del ámbito futbolístico del Madrid están regidos por las ideas de un hombre con la responsabilidad y la sabiduría suficientes para hacerse cargo de la tarea. Y ya hemos visto que cuando las cosas se hacen con sentido y las ideas están bien coordinadas, los resultados acaban llegando.

Además de todo esto, el Madrid cuenta con una plantilla de gran calidad, lo que le permite desarrollar un buen juego. Aparte de la extraordinaria solidez defensiva y la presión colectiva (un señor equipo, como diría Pep), este Madrid está dejando momentos de gran trato del balón, y juego ofensivo que se manifiesta en un numero elevado de jugadas de gol en el área contraria. Unas veces la pelotita entra y otras no, pero el equipo siempre consigue llegar con peligro y abundancia. Atrás quedan esos años en que el Madrid solo era pegada arriba. Con el mariscal de campo Xavi Alonso y el calidoso fantasista Ozil haciendo la conexión del juego de tiqui-taca en el centro del campo blanco, el resto de jugadores se contagian de esas virtudes del toque rápido y los desmarques continuos. Lo cual es aprovechado por Higuaín y Ronaldo, quizás la dupla de delanteros más peligrosa del futbo actual. La apertura por bandas la dan dos grandes extremos, de esos que a parte de tener gol saben llegar a línea de fondo y ponerla: Pedro León y Di María.

También me está gustando mucho el joven internacional alemán Khedira, el escudero de Alonso en la medular, rápido y seguro.

Y a la fiesta se suman los extremos; Ramos está demostrando que cuando está centrado es un magnifico lateral derecho, y Marcelo está sorprendiendo a propios y extraños con un arranque de temporada espectacular, pese a que ya hizo muy buena campaña la temporada anterior. A su gran habilidad atacante y su aportación en la creación de jugadas en el medio campo al incorporarse, a añadido solidez defensiva.

En fin, menos mal que el proyecto Mou va viento en popa. Así tendremos una liga entretenida, en lugar de un paseo militar del F.C. Barcelona.





Hay golpes en la vida, tan fuertes…

15 04 2010

¡Yo no sé! Este verso de César Vallejo se me vino a la mente a la hora de buscar un título a este artículo, que es un malento, un quejido que se escapa entre los labios… Llevo varios días rumiando si escribir sobre mis sensaciones tras el Clásico o no. Porque si normalmente adopto un punto de vista lo más objetivo posible para escribir en este blog, en este caso me es imposible. Solo desde mi madridismo puedo hablar de lo que siento y pienso sobre este tema.

Yo tenía la esperanza de que el madrid podía hacer un mejor papel ante el Barça; incluso que podía ganar. Me equivocaba. El Barcelona es un equipo mucho más superior al Madrid de lo que yo pensaba, por la simple razón de que es un equipo muy superior a cualquier otro equipo del mundo. Hay que felicitarles porque llevan años haciendo las cosas muy bien, y ahora están recogiendo los frutos.

Han cuidado la cantera con mimo. Han seguido una idea directriz de juego, de fúbol, una filosofía, para todas las categorías del club. Y esa filosofía es admirable: fútbol control, ofensivo, de toque, y al mismo tiempo, juego colectivo, compromiso en la presión, etc. Los blaugrana cuentan con una generación de jugadores jóvenes y talentosos que de seguro darán muchas alegrías a la parroquia culé; son los Messi, Pedro, etc. Se avecinan años muy duros para el madridismo. No es fácil competir con la excelencia, más aún cuando la tienes en tu propio vecindario (liga) y las comparaciones son constantes.

¿Qué debe hacer el Madrid? Desde mi punto de vista, el único camino para devolver al equipo donde los madridistas queremos que esté es apelando a la esencia misma del club: “cuando pierde da la mano, sin envidias ni recores, como bueno y fiel hermano”. Así dice el himno blanco: hay que trabajar desde el fair play y la HUMILDAD. Esa pataleta facilona de apelar a teorías conspirativas (el famoso Villarato) es una excusa barata y sonrojante para un club que quiere ser SEÑOR. Fuimos el mejor club del siglo XX, pero eso no quiere decir que seamos el mejor de la historia, porque estamos en un nuevo siglo y la historia se está escribiendo AHORA, y lamentablemente estamos perdidendo la batalla. Si queremos dar a nuestros hijos una herencia de la que se puedan sentir orgullosos, debemos cambiar el rumbo ya.

Teniendo esto en mente, el segundo paso a dar es el de tener una idea directriz del estilo de jugar y de ser del Madrid. E implementar ese estilo en todas las categorías, concentrando los esfuerzos en la cantera del equipo. Ya que los jugadores de la casa son los que mejor entienden al club y más apropiadamente pueden defender sus colores en el campo, como vemos en el caso del Barça.

A ese estilo y proyecto definidos hay que dotarlos de CONTINUIDAD. No es bueno estar cambiando de entrenador cada año, sucumbiendo a urgencias históricas y presiones del entorno. Por eso a mí no me desagradaría que se cumpliera el contrato de Pellegrini; más aún porque el que se está postulando como recambio, Mourinho, no me convence. El técnico luso representa el resultadismo a ultranza y la renuncia a buscar el juego bonito y ofensivo. He visto equipos de Mou jugando como equipos pequeños sin ningún pudor, amarrateguis, dejándose dominar para salir al contragolpe. Ése es el estilo del Atlético de Madrid de toda al vida, pero no el del Real Madrid. Desde mi experiencia vital, el gran Madrid que me ha hecho feliz desde niño fue el de la quinta del Buitre, el de la liga de Valdano, con Zamorano, Laudrup, el 5-0 al Barça. Un equipo gustador y ofensivo, que quiere tener balón, combinar y dominar. Y sea quien sea el entrenador la próxima temporada, ha de ser alguien comprometido con esa idea.

Y aquí llegamos al nudo gordiano de esta situación: hay que traer jugadores de toque en el medio del campo. La mala noticia es que casi todos los jugadores de talento están en el Barça. Pero hay luz al final del túnel: a falta de perlas canteranas, hay jugones de gran calidad, y además españoles, que el Madrid puede intentar fichar. Españolizar el club es otra seña de identidad del Madrid. Españolizar y calidar (dotar de calidad) el medio campo. Y eso pasa por dos nombres clave: David Silva y Cesc FÁBREGAS. El club debe echar el resto por hacerse con estos jugadores. Por lo civil o por lo criminal. y si Cesc ha firmado un precontrato con Rossell, hay que secuestrar ese contrato y QUEMARLO. Estos jugadores son a mi modo de ver imprescindibles e irrenunciables, porque no hay otros jugadores así (y que no estén en el Barça) en el mundo. Y dejarse ya de Riberys, Rooneys, Agüeros y Maicones. Vale ya de gastar millonadas sin ton ni son. ¡Hay que tener una dirección deportiva de verdad! Lástima que el club  esté dirigido por quien está. En fin…

Lo que toca ahora es resignación, ser señoriales en la derrota (esa impostora que junto a su compañero el Triunfo nos traen y llevan a todos, pobres mortales en este gran teatro del Mundo), cargarnos de paciencia y tener el nervio y la fuerza moral para exigirle a los dirigentes del club los cambios necesarios para construir el gran Madrid que todos nos merecemos. Ahora y siempre ¡HALA MADRID!

NOTA: quien escribe esta entrada es solo uno de los miembros de la mesa de redacción de CON TODAS LAS AFICIONES, compuesta por personas de diferentes fes futbolísticas.