This is it…

20 04 2010

Se lo veniamos avisando: esta es la Champions de la isotropía, el Inter de Motta, Samuel, Cambiasso, Diego Milito, Sneijder, Mourinho y Etoo es un equipazo, a Mourinho le da igual como se llame su equipo o el que tiene enfrente, el Barcelona 2010 no sabe cerrar los partidos, el Barça para ser el Barça necesita correr mucho, muchísimo.

Si señores, eliminatoria vista para sentencia, en la que se han juntado varios factores, para mi el más determinante es el que ambos equipos se enfrentaran ya en la liguilla, lo que ha hecho que Mourinho ya haya probado y encontrado un antídoto para  la picadura blaugrana.

El Barcelona cuando no corre ni presiona, no es el Barcelona, y el partido de Milán, me ha recordado a aquel de Stanfor Bridge, en el que el Chelsea de Mourinho ganó al Barcelona de Rijkaard 4-2, con un partidazo de los dos medias puntas Gudjohnsen y Lampard que sorprendieron al Barça con un 3-0 en los primeros 20 minutos, y un error arbitral garrafal a favor de los de Stanfor Bridge en la consecución del 4º gol que a la postre les daría la clasificación.

Este partido ha sido similar, ya que en apenas 10 minutos de la segunda parte el Inter a destruido al Barcelona a base de contragolpes demoledores y con la colaboración de sus dos mejores hombres Snejder y Pandev (casualmente sus dos medias puntas).

El Barça ha pecado de falta de concentración en defensa, con fallos graves de Alves y de Pep como poner a Maxwell, para cubrir nada más y nada menos que a Maicon y a Etoo.

Además Guardiola se ha cargado a Henry y a Bojan cuando necesitaban un referente arriba sacando a Abidal y dejando a Maxwell como extremo.

Los últimos 20 minutos de partido han sido demenciales, con un Barça redimido e intentando hacer todo el trabajo que no había hecho en los anteriores 70 minutos, y con un árbitro a la altura de los últimos arbitrajes al Barça, beneficiando en todo momento al infractor de las faltas (Inter), y nuevamente sacando tarjetas al equipo que menos faltas comete, con tarjetas absurdas a Puyol, Alves (¿por tirarse?), y a Busquets, además de permitir un juego al límite y con reiteración de faltas neroazzurri, todo ello sin olvider acciones puntuales como un penalti clarísimo a Alves no señalado, el segundo gol del Inter precedido de una falta primero a Messi y luego de Etoo a Puyol (no señalada), el tercer gol del Inter en fuera de juego,  unas manos clarísimas de Lucio dentro del area del Inter, y un empujón a Piqué en area Interista.

Coma anecdota queda la actuación casi esquizofrénica de Balotelli, enfrentándose a la afición del Inter en pleno partido, y arrojando la camiseta al cesped al terminar el mismo (recordemos de Balotelli fue fotografiado hace 2 meses con una camiseta del Milan en la tienda del equipo rossonero, por lo que fue apartado del equipo unas semanas)

En fin, el madridismo ya puede descansar tranquilo: eso es todo…

Anuncios