Un tio normal

23 03 2010

Este fin de semana el Barça  ganó en Antequera la Copa del Rey de balonmano y revalida título, tras vencer en la prórroga al Reale Ademar de León que hizo honor al nombre de su ciudad, pero pagó en exceso el esfuerzo en la semifinal ante el “todopoderoso” Ciudad Real.

Para el Barça supone una Copa más y ya van 14 , pero para mi la noticia estaba en la portería del Barcelona, algo se respiraba en el vestuario azulgrana, no era un partido más, podía ser el último título de David Barrufet, el gran David Barrufet, y es que no hay nada como  retirarse en lo más alto…

El León al principio estrellaba su ataque ante la poderosísima defensa culé que, cuando recuperaba el esférico, telemáticamente comenzaban  contraataques  protagonizados como siempre por los internacionales Iker Romero y Juanín Gcía.

La defensa del Ademar  no supo cómo frenar esos arranques y la final se volvió dura sobre todo con una agresión de Rutenka a Martíns Costa.

La segunda parte fue una copia de la primera, aunque con diferencias cortas en el marcador que los leoneses aprovechaban para mantenerse en el partido.

Un tiempo muerto del León sirvió para dar la vuelta a la dinámica del partido y ponerse por primera vez por delante y llegar a los minutos finales con un 22-23, para los Castellano-Leoneses.

Nada más reanudarse el partido, el catalán Boldsen fue expulsado por tercera exclusión, mientras que el leonés García Vega se retiró por lesión.

El Barça pidió un tiempo muerto y comenzó una tempestad de goles, que llevó el partido a la prórroga, donde el FC. Barcelona tiró de experiencia y con un genial Saric, se hizo con el prestigioso galardón por un 38-35, en la que es segura la última Copa del Rey de David Barrufet, al que Saric dedicó sus dos últimas intervenciones.

Esta Copa hace 11 en el palmarés de David Barrufet, que hace más grandioso aún el final de posiblemente uno de los tres mejores porteros de la historia del balonmano español, junto con Lorenzo Rico y Perramón.

David se retirará habiendo ganado con el Barcelona: 7 Copas de Europa, 2 Recopas, 1 EHF, y 5 Supercopas de Europa, además de a nivel doméstico 12 ligas, y las ya mencionadas 11 Copas del Rey. Dificilmente nadie en ningún deporte goza de este palmarés.

Por no hablar de haber sido nombrado 2 veces mejor portero del mundo, y lo más importante haber sido CAMPEÓN DEL MUNDO con la selección con la que ha sido 280 veces internacional, además de las 2 medallas de bronce en los Juegos Olímpicos, y una plata en un Europeo.

Madre mia, imaginaros a un futbolista con semajante palmarés…

Que no amigos, que los futbolistas no juegan en campos radiactivos en llamas, llenos de minas, con cocodrilos asesinos y con el público lanzándoles flechas mientras mencionan desgarradoramente el nombre de Belzegor, ni tienen que dejar su niñez para entrenar hasta 8 horas diarias, teniendo unas dietas estrictas, y borrando del diccionario las palabras: Pub, Disco, Fiesta, Ferrari, salir y quedamos.

Por menos cosas que estas se han propuesto Principes de Asturias en este pais, pero es que David es un GRAN tio normal…

Anuncios




Pioneros y legendarios

2 03 2010

Hemos hablado alguna vez en este blog de la importancia de la liga española de balonmano, posiblemente la mejor liga del mundo, liga en la que han jugado los mejores jugadores de la historia: Dushebaiev, Velamir Rajic, Antonio Carlos Ortega, Masip, Garralda, Richardson, Patrick Cavar, Manolo, Buligan, Iakimovich, Kisselev, Perunicic, Olafur Steffanson, Papitu, Matts Olson, Dzomba, Chepkin, Veselin Vujovic, Rafa Guijosa, Bodga Wenta, Maricel Voinea (inventor de la rosca), Richardson,Magnus Anderson, Svensson, Javier Cabanas, David Barrufet (249 veces internacional) último gran portero del balonmano español y gran discípulo de Lorenzo Rico el más grande y a su vez heredero de Perramón el primero.

Digo el primero por que todo tiene un comienzo y si tenemos que hablar del comienzo de la mejor liga del mundo tenemos que hablar de los grandes de la liga, en la actualidad tenemos al Ciudad Real con sus 3 Copas de Europa y 2 Recopas, y al FC Barcelona con 7 Copas de Europa y 5 Recopas, también tuvimos al Teka con 1 Copa de Europa y 2 Recopas, o al Portland San Antonio con 1 Copa de Europa y 2 Recopas, Elgorriaga Bidasoa 1 Copa de Europa y 1 Recopa, y no quiero olvidar a equipos míticos como el Avidesa, el Cacaolat Granollers (primer eurocampeón español con la Recopa de 1975), Adamar León, BM Valladolid, Caja Madrid, o la añorada sección de balonmano del At. de Madrid (todos ellos campeones de Recopas, Copas EHF o en su defecto finalistas).

Pero todo esto tiene un germen y el germen de este monstruo se llamó CB Calpisa de Alicante, posiblemente el equipo más legendario del balonmano español,  se fundó  en los años 70 partiendo del histórico Obras del Puerto.

A principios de la temporada 73-74 el club pasa a denominarse Calpisa, bajo el patrocinio de la Compañía Alicantina de Promociones Inmobiliarias S.A. Con la inversión de capital llegaron los fichajes, con la intención de proyectar la empresa através del balonmano y a sabiendas de que esto sólo lo lograrían siendo los mejores ( “El Calpisa sólo existirá mientras sea el mejor”).

Los dos fichajes más importantes fueron: el entrenador Miquel Roca y Perramón (de ahí que antes dijeramos el primero) en la portería, para muchos el Superman nacional de este deporte.

La primera de las 4 ligas  llega en la temporada 74-75 con jugadores como Santos Labaca, Cascallana, Poli, Manuel López, Javier Cabanas, Perramón, Goyo, Nacho Novoa, Melo o De Miguel quedando por delante de los grandes de esa época: FC Barcelona y Atlético de Madrid.

A partir de ahí comenzaron cinco temporadas de éxitos y títulos, el Calpisa estuvo hasta tres temporadas consecutivas sin perder ningún partido, habiendo apuestas entre los jugadores de dejarse barba y bigote hasta que se perdiera un partido y así logró de forma consecutiva los cuatro títulos de liga, desde la temporada 73-74 hasta la 77-78. A los tres primeros títulos de Liga los unió también los de Copa, mientras que en la campaña 1979-80 fue cuando ganó Copa y Recopa dando a España la 2ª Recopa de Europa ante el potente VFL Gummersbach poniendo así fin a su época dorada, no obstante en la temprada 1985-86 dió su canto del cisne ganando su última Copa del Rey y siendo subcampeón de la Copa EHF bajo el nombre de Tecnisán.

 A pesar de dominar el balonmano nacional no tuvo el mismo éxito a nivel europeo, tan sólo en la temporada 77-78 llegó a semifinales de la Copa de Europa, siendo el primer equipo español en conseguir llegar tan lejos en la máxima competición continental.

Durante estos años era habitual que la selección española contase con 6 ó 7 jugadores del Calpisa en sus filas, de hecho muchas veces el equipo titular del Calpisa era el de la selección.

Lástima que este equipo de diluyera como también pasó con Teka (Santander), Avidesa (Alcira), Elgorriaga (Irún), etc… Ellos nos hicieron grandes, GRACIAS!!!