Uno guapo, rico y famoso; el otro

23 11 2010

la viva imagen de la superación y el deporte. Si quieres querido lector seguir leyendo acerca del partido del siglo, no es éste hoy ni el lugar ni el momento. No estábamos hablando de la pulga y el elefante, como citaba hoy ese remanso de sentido común que es Julio César Iglesias, sino de Carlos Moyà y Rafa Nadal, dos tipos que por distintos motivos han sido noticia (o deberían haberlo sido) en los últimos siete días. Así que, en aras de normalizar el tratamiento que en este medio damos a TODOS los deportes, voy a desafiar a mis propios nervios y a conjurar las ganas de escribir sobre el partido del fin del mundo, por lo menos hasta finales de esta semana, ya que no creo que el lunes estemos ya para muchas reflexiones.

Decía que iba a hablar de estos dos tenistas, unidos por algo más que por la isla donde nacieron. El guapo, rico y famoso ha anunciado que el próximo Masters nacional supondrá su adios a las pistas. No conviene obviar la trascendencia de Carlos Moyà en la historia del tenis español. La dinámica informativa actual, ávida constantemente de nuevos iconos que regeneren el panorama, con la irrupción de dos ciclones como Ferrero y, en mayores proporciones Nadal,  ha ensombrecido un palmarés incontestable, pionero en muchos sentidos. Cuando se retire dentro de unos días, Charli habrá sido el segundo tenista español con más partidos ATP en su raqueta, sólo a un par de partidos del eterno Manolo Orantes, una marca difícilmente superable por ningún tenista de la generación actual. No ha sido un tránsito por estos quince años en el circuito una mera acumulación de partidos. Campeón en la arcilla de París y finalista en la dura de Hannover en 1998, en la repetición de una final inolvidable ante su amigo Àlex Corretja, fue unos meses después el primer tenista español que llegó a encabezar el ranking mundial ATP. Sin embargo Carlos tenía una gran espina clavada: una lesión le apartó de la mágica final del Sant Jordi en 2000. Siendo una referencia del tenis español en aquella época, se tuvo que conformar con contemplar como un poderoso Ferrero le robaba su momento de gloria. Pero el destino le tenía guardada revancha a Carlos. Cuatro años más tarde, con un renovado equipo en el que había destacado en las eliminatorias un portento de la naturaleza llamado Rafa Nadal (inolvidable su irrupción en un partido de dobles con Robredo ante la pareja francesa en la plaza de toros de Alicante, privilegio que tuve la ocasión de disfrutar en primera persona), España volvía a jugar una final de la Davis en casa, reservándole a Carlos la oportunidad de abrir la final ante Mardy Fish y de convertirse en el héroe dos días después ante el cañonero Andy Roddick.

El otro de los protagonistas de nuestra historia de hoy es el que encarna la viva imagen de la superación y el deporte. Han pasado ya casi seis años desde la presentación ante el mundo de Rafa Nadal. Fue en La Cartuja, unos minutos después de que Charli Moyà pusiera el 1-0, cuando el manacorí se puso frente a un todopoderoso sacador americano llamado Andy Roddick, dispuesto a demostrarle al mundo que el reinado del saque-volea había acabado. Han pasado seis años y Rafa sigue siendo aquel chico sencillo entrenado con naturalidad por su tío. Anoche en el O2 de Londres, escenario donde esta semana se juega la Copa de Maestros, Rafa volvió a jugar ante el cañonero americano. Nadal ha sido un deportista capaz de derribar los más viejos mitos de nuestro tenis, de superar constantemente los retos que el calendario le marcaba. Superada su peor temporada el año pasado y con una ventaja galáctica (ya estamos) sobre sus perseguidores en el ranking, Rafa tiene ante sí dos nuevos desafíos: ganar por primera vez el Masters y llegar a Australia en la forma suficiente como para llevarse el Grand Slam. Si alguien puede hacerlo, és el. La viva imagen de la superación y el deporte.

http://www.youtube.com/watch?v=vJ_GY0Vo2-0

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: