Doping tecnológico

16 10 2010

Hablando del doping y de Alberto Contador, me vino a la mente el tema de los “súper bañadores” que en su día se convirtieron en una indumentaria indispensable para los nadadores profesionales. La primera noción que tengo en mi cerebro sobre estos avances de la técnica fue  en las olimpiadas de Sydney 2000, con el Fast Skin de Speedo .
Era como una malla que cubría el cuerpo desde los tobillos hasta las muñecas. Con una textura parecida a la de un escualo, y para que nos hagamos una idea, mejoraba las marcas 27 segundos en 1500 m, perdiendo sus propiedades conforme se va usando.

De hecho las marcas dicen que tras emplear el bañador unas 10 veces, ya no se nota efecto alguno. El Fast Skin tuvo el reconocimiento de los nadadores y comenzaron a utilizarlo en todo tipo de competiciones; sí amigos, habían encontrado el maná, pero claro, si todos se lo ponen, sólo tienen ventaja sobre los nadadores de otras épocas para arrebatarles sus difíciles y ahora ridículos records (se dice que hasta un día vieron nadar a un bañador sin humano dentro). Después de las olimpiadas numerosas marcas importantes lanzaron también a la venta su línea de ultrabañadores, así nacieron el Power Skin de Arena, y como no las todo poderosas Adidas y Nike también se volcaron en los avances tecnológicos de sus prendas acuáticas, evolucionándolos y ofreciendo en cada uno de los modelos mejoras significativas tanto en flotabilidad como en hidrodinámica.

Pero el paso de gigante lo dio la marca acuática por excelencia, Speedo, con su LZR Lazer, desarrollado con la ayuda de la NASA.
Nadadores como Phelps dijeron que marcaría un antes y un después en la historia de la natación y es que desde 2008 (fecha de su lanzamiento) se han batido 19 records mundiales en piscina olímpica y 22 records en piscina corta.
Los grandes resultados que se obtuvieron en tan corto período de tiempo, han dado lugar a que surjan todo tipo de comentarios. Muchos nadadores que no tenían contrato con Speedo o que no tienen la oportunidad de adquirir este nuevo modelo, veían que no puedían competir en las mismas condiciones que los nadadores que sí lo tenían.

Y puede que tengan razón, cada vez importaban menos los entrenamientos y más los avances de los trajes, como si de Fórmula 1 se tratara, el LZR Racer reduce la resistencia del cuerpo en el agua un 24% más que el resto de los trajes, debido a los materiales que utiliza. Speedo afirma que el nuevo bañador reduce la vibración de la piel y la oscilación de los músculos.

Libby Trickett, nadadora de renombre, consiguió ser la primera mujer en bajar de los 24 segundos en los 50m, llevando puesto el LZR Racer.
Muchos piensan que el bañador cumple funciones tanto psicológicas como físicas, ya que el nadador se siente más seguro nadando con él y a la vez los materiales que se utilizan ayudan sin duda a la mayor flotabilidad, dinámica del nadador, y además ayuda a salir del agua.

Tras todos los comentarios surgidos, la FINA llevó a cabo un control exhaustivo sobre la fabricación y los materiales del nuevo bañador a petición de la también marca de bañadores y principal competencia, Arena.
El fin de todo este doping tecnológico llegó cuando en los pasados mundiales disputados en Eindhoven, se batieron 15 records mundiales en 15 días y todos excepto uno fueron con este nuevo traje de Speedo.

Anuncios

Acciones

Information

One response

16 10 2010
Ikarus

Qué cosa más tonta, dios…

¿Y no sería más fácil prohibir los trajes “espaciales” y homologar tan sólo un tipo de bañador tipo slip con un sólo tipo de tejido normalito? Así se acababan las tonterías en un santiamén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: