La Noche del Mago

26 04 2010

Barça e Inter dirimen la noche del miércoles cuál de los dos equipos jugará la final del Bernabeu. No es un partido más, a la lógica tensión de una semifinal de tal calibre se unen esta vez circunstancias singulares que lo hacen especial: la posibilidad de quedar a un paso de ganar la Orejona en casa del eterno enemigo, la vuelta del hijo pródigo a casa, la necesidad imperiosa de remontarle a un equipo que juega igual en casa que fuera. Un nuevo capítulo en definitiva del secular enfrentamiento entre las máximas clásicas, la utilidad de la belleza o la belleza de la utilidad. Violines contra tambores decía el sábado Martí Perarnau en su columna del Sport. Nadie como Guardiola y Mourinho acapara en la actualidad la rotundidad de tales conceptos antagónicos. El duelo del miércoles será un duelo de futbolistas, está claro, de Messi, de Sneijder (jugará, estoy seguro), de Piqué o de cualquier otro, pero lo será también de los dos últimos herederos de una historia que ya jugaron antes Menotti y Bilardo, Santana y Bearzot, Michels y Schön.

A ambos técnicos ya los conocemos bastante. Guardiola lleva impresa en su gen la filosofía irrenunciable de Can Barça en las últimas décadas, conectado en línea directa con Rijkaard, Van Gaal, Cruyff o incluso Michels, hacedores todos ellos del gran Barça que es hoy, club con más complejos que alegrías hasta los años setenta, años oscuros en los que los grandes contaban a los jóvenes que hubo una vez un Barça que era aplaudido allá donde jugaba. Temps era temps y Basora, César, Kubala, Moreno y Manchón hacía años que formaban parte del esponjoso territorio de la nostalgia.

Hubo un momento en el tiempo en que la trayectoria de ambos equipos se cruzó alterando el curso de la historia. Verano de 1960, la afición del Barcelona se encuentra divida entre kubalistas y suaristas, los dos mejores jugadores del momento con el permiso de Di Stefano y Puskas. L’entorn, ese monstruo que periódicamente se ha encargado de ir devorando al equipo, que ya hacía de las suyas por aquel entonces. Los más jóvenes pensamos que estas batallas las inventaron Nuñez y Cruyff. Desgraciadamente, no es así. El equipo ha estado más cerca de nunca de jugar la final de la vieja Copa de Europa, la famosa final de Glasgow que certificó el quinquenio mágico del Real Madrid. Sin embargo, la situación es insostenible y las malas relaciones entre el entrenador Helenio Herrera, causa común con Luis Suárez, y Laszi Kubala precipitan los acontecimientos. El entrenador argentino se va al Inter de Milan y se lleva consigo al único Balón de Oro que ha dado este país, construyendo el mejor Inter de la historia, ganador entre otras cosas de dos Copas de Europa seguidas. Aunque el año siguiente el Barça juega la final, siendo el primer equipo en eliminar al Real Madrid en su competición, el trasvase de Herrera al Inter supone el principio del fin para el equipo, una depresión de la que no se recupera hasta la llegada del Cruyff jugador en la década siguiente.

A Helenio Herrera, conocido como H H o el Mago y considerado el mejor entrenador de todos los tiempos, le debe el fútbol gran parte de su fisonomía actual. Inventor de frases célebres, de la táctica del catenaccio, de la figura del libre, del contraataque o de la involucración de la afición como jugador número doce, fue ante todo un pragmático, un enamorado de la victoria, más que un esteta. El perfecto antecesor de Jose Mourinho en el banquillo del Internazionale.

“Ens hi deixarem la pell” rezaban las camisetas negras de los jugadores el pasado sábado. Se antoja difícil, una noche de promesas. Ahí va la mía para este año, si acaso la más difícil que nunca me he puesto: no acordarme ni un minuto ni de Mourinho, ni de Florentino Pérez, ni de Crisitano,ni de Inda, ni del Marca, ni de nada que me impida disfrutar una victoria que celebraría como nunca he celebrado ninguna otra. Costará, pero una promesa es una promesa.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: