Red Bull te da alas

2 11 2009

GEPA-2302089900Finalizada la temporada más convulsa y atípica que se recuerda, al menos para un recién llegado a esto del gran circo, se abren varios interrogantes, deportivos e institucionales, en el horizonte de la Fórmula Uno.

¿Resolverá Todt, más sensible para con las inquietudes de los constructores, las tiranteces entre la FIA y la FOTA?, ¿conseguirá Alonso en unos meses volver a hacer de Ferrari la máquina perfecta que Michael Schumacher tardó años de aprendizaje en construir?, ¿volverán los Briatore Gregoraci a pasear su encanto por el paddock?, ¿será capaz Ross Brawn de sacarse un nuevo conejo de la chistera? 

Alonso, Ferrari, Briatore… todo el mundo parece haber olvidado sin embargo a los dos mejores pilotos de 2009 en cuanto a sus incuestionables números se refiere: Jenson Button y Sebastian Vettel. Del primero ya hemos hablado en este foro, su hazaña servirá poco más que para que los súbditos británicos celebren por segundo año consecutivo la victoria en el campeonato, algo a lo que sin duda no estaban acostumbrados. Sin embargo, su éxito parece más basado en la habilidad del ingenioso Brawn en encontrar resquicios en el reglamento o en la ausencia de competencia seria por parte de los grandes.

 De Vettel en cambio, poco se ha hablado, por lo menos por parte del gran público. Poco añadiré al hecho de que el mismo Michael Schumacher haya intentado reclutarlo, hasta el último minuto, para la causa ferrarista. Ni al de que el año pasado hiciera octavo del mundo al volante de un Toro Rosso. Ni al de que con veintidós años haya batido récords de precocidad de Alonso y Hamilton. Ni al de que tenga detrás el poderoso apoyo financiero del multimillonario de la taurina Dietrich Mateschitz, mecenas de un equipo en clara progresión, con presupuestos crecientes y la dirección en pista de Adrian Newey (Williams, McLaren). Tan solo diré que se abre una tercera vía, siempre saludable, en el esperado duelo bajo el Sol Alonso-Hamilton.

Anuncios

Acciones

Information

One response

15 11 2010
La pegada « Con todas las aficiones

[…] Domingo. Abu Dhabi. Fernando Alonso comparece en el Yas Marina. Todo acompaña al piloto asturiano, incluso nos encontramos en el circuito en el que la Scuderia acaba de inaugurar el primer parque temático mundial dedicado íntegramente al mundo Ferrari. La imagen aérea es premonitoria: un gran cavalino rampante surge de la arena del desierto. La sesión calificatoria coloca a Alonso por delante de su gran rival el australiano Mark Webber, a priori la única rueda a marcar si todo sale bien. Pero este deporte, tantas veces acusado de aburrido y predecible, tenía reservada para Alonso una broma macabra. Primera vuelta y accidente del mejor piloto que hasta ahora vieron los circuitos. Primeras paradas por el pit stop para cambiar neumáticos. El coche de Webber que no acaba de ir. Y el desastre. Nos engañaron. Webber era un señuelo. Quizá Todt nunca hubiera picado. Ahora Italia mira a Domenicalli, se pregunta como pudo la Scuderia fallarle al mejor piloto del mundo. Tiene mérito la temporada de Alonso. Pero es una desgracia, tanto tiempo soñando con Ferrari y resulta que este año andaba corto de pegada. No solo superado por la ingeniería de Newey, sino también por McLaren. Así que, después de todo, quedar por delante de tres pilotos al volante de coches superiores y pelear hasta la última carrera por el mundial, tiene mérito. Del nuevo campeón del mundo, algunos ya hablaron hace meses: https://contodaslasaficiones.wordpress.com/2009/11/02/red-bull-te-da-alas/ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: