Una plantilla no tan excepcional

21 10 2009

El crack argentino se lamenta en el suelo de una ocasión desperdiciada.

Decía Guardiola que la plantilla del Barça es un poco corta. Yo añadiría que tiene puestos en el 11 no muy bien cubiertos. Me llama la atención que se cuestione tanto a Valdés cuando a mi entender es un gran portero y quizás el jugador blaugrana que mejor lo está haciendo en este momento.

En la zaga, ya no podemos contar con la vuelta de Milito, por lo que los efectivos no son numerosos. Claramente, el puntal es Piqué. Pero Marquez atraviesa un mal momento. Se echan en falta esos pases medidos: cada vez da menos. En la izquierda, Abidal es demasiado limitado técnicamente. Por eso, se me hace aún más imcomprensible que Pep no le dé más minutos al siempre solvente Puyol, ya sea de central o de lateral zurdo. Por la derecha, una mala noticia: la lesión de Alves; y no parece haber recambio claro para éste. La base del juego culé sigue descansando en ese fenomenal centro del campo, formado por Touré, Xavi e Iniesta. Pero ¡ojo!, la sobrecarga de partidos y el riesgo de lesiones pueden hacer mella en estos dos últimos, y cuando ellos faltan, el Barça pierde fluidez y profundidad en su juego.

En cuanto a la delantera, Zlatan es un jugador técnicamente sobresaliente, pero hacer un golazo de vez en cuando no equivale ser un crack que gane partidos ni a ser una pieza determinante en el juego del equipo. Se echa en falta el trabajo defensivo que desarrollaban los delanteros en temporadas pasadas. Messi está espeso y Henry no está. Está más por jugar (y lesionarse) con Francia que por el equipo catalán. En mi opinión fue un error del equipo técnico del Barcelona no haberlo traspasado este verano; cobra mucho, aporta poco, y puede llegar a crear mal ambiente en el vesturario.

Y los suplentes en estas posiciones adelantadas son valiosos y jóvenes canteranos con mucho futuro, pero que no están aún para tirar del carro. Un Barça sin juego efectivo en las bandas corre el riesgo de atorarse en el centro del campo como le suele ocurrir al Real Madrid. Tengo la impresión de que algunos aficionados culés, aún embriagados por los recientes éxitos de su equipo, son incapaces de ver estos problemas y fisuras estructurales en el juego blaugrana. ¿Será capaz Guardiola de encontrar soluciones? Lo veremos.

Anuncios

Acciones

Information

One response

21 10 2009
Jan

Ante todo felicitar a los mantenedores de este blog, tendencioso por otra parte, pero necesario en estos tiempos de gigantismo mediático.

Al respecto de la cacareada falta de efectivos de la plantilla culé, totalmente de acuerdo con el firmante, no debemos dejarnos arrastrar por la euforia triomfant de la temporada pasada. Amargas decepciones no muy lejanas nos ponen sobre aviso.

Sin embargo querido editor debemos tranquilizarnos, al timón de la nave blaugrana no tenemos al capitán bondadoso y condescendiente de hace tres años sino otro más firme y conocedor de los poco pacíficos océanos barcelonistas. Primer problema, por tanto, resuelto.

¿Cuáles son los peligros que acechan al tri-penta-campeón este año?
En primer lugar y dando por supuesta la ausencia de autocomplaciencia maldita, vencer la natural tendencia del ser humano (en este caso, el orgulloso aficionado culé) de la comparación con cualquier época pasada. Efectivamente, debemos convencernos YA de que lo visto la temporada anterior va a ser difícil de repetir. No imposible. Pero la perfección técnica, la plenitud física, y la eficacia colectiva vista podemos considerarla como la sublimación del arte futbolístico. Hasta ahora. El cruel tiempo se encargará de ponerme en mi sitio. En ese sentido debemos tener interiorizado que el porcentaje de malos partidos, o malas fases dentro de un partido, debe subir sin por ello tener que rasgarnos necesariamente las vestiduras.

En segundo lugar, nunca debemos olvidar a la diosa fortuna, respetuosa COMO NUNCA el curso anterior, pero tradicionalmente esquiva. Y, ¡ojo! porque el próximo verano habrá Mundial. Esperemos un compromiso profesional de toda la plantilla durante la temporada.

Finalmente, la poca profundidad de plantilla. Sí, y es un problema no solo en si mismo, porque el mismo sí que evidencia cierta autocomplacencia de club, la más perversa. ¿O no llamaríamos autocomplacencia a aquel invento de los “Zidanes y Pavones”?, ¿no era aquello un ejercicio de chulería? No caigamos nosotros en fiarlo todo a “Messis y Pedritos”, porque a pesar de estar orgullosos de La Masia, no siempre va a haber un Busquets, o un Piqué a la vuelta de la esquina. Por tanto, ¡al loro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: